Increíble hotel burbuja para ver las estrellas en Islandia

Tiene cama de dos plazas y calefacción: puro confort y naturaleza.

Islandia.-Es un país remoto y lejano para nosotros, pero no por eso poco tentador. Islandia es una isla que cada vez cotiza más alto como punto turístico mundial, en especial por su oferta natural: montañas, volcanes, glaciares, cuevas y su majestuosa aurora boreal, que año tras año atrae a miles de extranjeros que buscan verla en persona. Pero, además, ese cielo nórdico de noche es un real espectáculo, en especial para los fanáticos de las estrellas, lo que se denomina astroturismo. Y en ese contexto se fundó The Bubble, un hotel que no es 5 estrellas aunque en realidad está promocionado con gran marketing: es un hotel cinco millones de estrellas, que tiene habitaciones diseñadas con todas las comodidades y la particularidad arquitectónica de ser como una burbuja de cristal, completamente transparente, y desde ahí, desde su propia cama, el huésped puede observar las estrellas. Enormes y nítidas, por cierto, tal como se ven en Islandia.

Este hotel se encuentra en Skalholt, al sur del país nórdico, a una hora de su capital, Reikiavik. Cada “burbuja-room” ofrece una vista ininterrumpida y panorámica desde un ambiente con clima autorregulado. Totalmente transparente, la privacidad del visitante se mantiene intacta, ya que cada habitación está precisamente ubicada y separada para que ninguna otra persona pueda ver a la otra. Estas esferas fueron diseñadas para que el pasajero pueda apreciar la naturaleza a su alrededor desde la comodidad de su propio cuarto. Hay cinco tipos: Una, Asta, Thorunn, Valdis y María. Cada una ofrece diferentes “amenities” y todas tienen espacio para dos personas. El baño y la cocina son compartidos y los visitantes debe llevar sus propias toallas y jabón. Eso sí: no se incluye ningún servicio gastronómico.

Te puede interesar...

La estructura de cada burbuja se mantiene inflada gracias a una presión levemente aumentada de un sistema de ventilación -que no hace ruido-. Cambia permanentemente el aire de la habitación cinco veces por hora, y de esta manera se previene la generación de humedad en el ambiente. Vale la pena aclarar que hay calefacción controlada por un termostato, por lo que la burbuja permanece cálida durante los inviernos islandeses, que no son tan fríos como suele suponerse (la corriente del Golfo le da una sorprendente calidez al lugar): la temperatura promedio oscila entre los 0 grados y los 10 grados bajo cero, poco para un país ubicado en una latitud tan alta.

Los precios de cada burbuja parten de los 180 dólares la noche, y ofrecen esta experiencia para disfrutar al menos una noche. En Tripadvisor ya es furor y obtuvo el promedio de 4,5, una gran hazaña para un establecimiento tan peculiar. “Es hermoso acostarse en la cama mirando las estrellas”, escribió uno de los usuarios. Todo un elogio.

Hay cinco tipos de habitaciones y los precios parten de los 180 dólares la noche.

La inspiración del dueño del hotel

El fundador del hotel es el empresario hotelero Robert Robertsson, quien antes de crear estas particulares burbujas tenía un establecimiento que terminó siendo toda una inspiración para él. De hecho, Robertsson reconoció que esta idea innovadora le apareció después de tanto conversar con los turistas que se alojaban en su hotel y se lamentaban del frío que debían pasar al aire libre para poder disfrutar a pleno de la naturaleza de Islandia, en especial de la aurora boreal o del sol de medianoche, único en esa zona del planeta. Así, surgió esta idea, tan única como Islandia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído