¿Indignación real o moda?

Está perfecto indignarse, pero también la población y las autoridades tienen que ocuparse de la contaminación ambiental.

Los incendios en Australia dieron la vuelta al mundo y movilizaron a millones de personas. Ambientalistas de todo el planeta piden a gritos que las autoridades hagan algo con respecto a la contaminación y que la población tome conciencia de sus hábitos, los que impactan directamente en el medioambiente. Las industrias textil y petrolera, la ganadería y hasta el turismo influyen en la naturaleza y el medioambiente.

Es verdad que los ciudadanos debemos velar por nuestro planeta y no deben pasar desapercibidos los incendios en Australia, como tampoco los que hubo en 2018 en la Amazonia. Pero, además de cuestionarnos a través de redes sociales o en charlas con amigos la situación actual, nos involucramos en conocer el porqué real de lo que acontece. Nos preguntamos qué podemos hacer desde nuestro lugar o cómo se puede evitar el cambio climático que provoca sequías, incendios, inundaciones, olas polares o de calor.

Te puede interesar...

Muchos dirán que por más que personalmente hagamos algo, es imposible el cambio si las grandes empresas y los gobiernos no toman medidas al respecto. En parte es verdad. Ahora bien, ¿no es mejor que cada uno aporte su granito de arena para colaborar? ¿No te sentirías mejor si en vez de compartir publicaciones de otros, miraras cuáles son tus hábitos y pensaras cómo podrías ayudar al planeta?

Si, por ejemplo, restringiéramos el consumo de carne per cápita -y ojo que no digo eliminarlo-, la industria ganadera disminuiría y así todo lo que conlleva. Si en cada casa se separaran los residuos para reciclaje y se hicieran compost caseros, la “basura real” sería un mínimo porcentaje de la actual. ¿La indignación en redes sociales es real o está de moda para quedar bien?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído