Insólito: ganan cuatro millones de euros y no les quieren pagar

Son ex presos y hay sospechas sobre ellos. Sucedió en Inglaterra.

Una historia de película, de esas que cuesta creer pero que evidentemente suceden. Y sino, que lo digan Mark Goodram y Jon-Ross Watson, dos jóvenes británicos que compraron varias tarjetas de la Lotería Nacional y que, de manera increíble, lograron que les tocara un premio de 11 euros y el “gordo”, que ascendía a más de 4 millones de euros.

El relato dio un giro inesperado y es que Camelot, la empresa que comercializa la Lotería Nacional en ese país europeo, no les quiere abonar la millonaria cantidad (aunque sí ha pagado el premio menor). La compañía sostiene que el dinero para comprar los billetes no se obtuvo de manera legal.

Te puede interesar...

Según Camelot, se usó una tarjeta de débito “sin el consentimiento del propietario” y es que tanto Goodram como Watson son unos ex convictos de los que se sospecha que utilizaron una tarjeta robada para la compra de los boletos.

Goodram, de 36 años, y Watson, de 31, han decidido demandar a Camelot para reclamar un premio que consideran suyo. Los ex presos sostienen que compraron sus tarjetas rasca “legítimamente”, con una tarjeta bancaria que pertenecía a un amigo.

Según su abogado, Henry Hendron (que acaba de volver a la abogacía tras estar suspendido tres años por suministrar drogas que finalmente mataron a su pareja), sus clientes viven en la calle y tienen que pedir tarjetas de crédito a sus amigos para hacer frente a sus pagos.

Además, sostiene que “los reclamantes tenían toda la autoridad y autorización del titular de la cuenta para utilizar esos fondos para la compra de las cinco tarjetas rasca”.

Camelot, por su parte, sospecha de la legitimidad del uso de la tarjeta.

Siempre de acuerdo a la información del sitio “El Confidencial”, de la que El diario del Juego se hace eco, según la compañía, el departamento de fraude de la tienda donde compraron los billetes afirma que el titular de la cuenta no había autorizado la transacción y además duda de la historia que ha contado uno de los demandantes, Mark Goodram.

Lo cierto es que un escándalo de proporciones se desató en torno a este tema y se espera que arroje nuevos capítulos. Porque la defensa de los ex convictos avisó que el tema no va quedar así.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído