Italia: un pueblito prohíbe que sus vecinos se mueran

Sellia
El alcalde de la localidad de Sellia, en Calabria, sur de Italia, "prohibió morir" a los 500 habitantes del pueblo en una curiosa ordenanza que apunta a denunciar el éxodo que amenaza la existencia de las aldeas pequeñas italianas.

La mitad de las casas de Sellia, aferrada a la ladera del monte Sellion, están vacías y por sus callejuelas de ladrillo y piedra circulan más gatos y perros callejeros que personas.

Desde que entró en vigor el decreto, hace seis meses, que en realidad impone un examen médico anual obligatorio, se forman colas en el centro de salud local.

"La vida humana tiene mucho valor, pero aquí tiene valor social, porque cada persona que muere representa la muerte de toda la aldea", comentó el alcalde, Davide Zicchinella.

Fenómeno
La despoblación de los pequeños pueblos de la península es un fenómeno que preocupa desde hace varios años a las autoridades locales y nacionales. Desde inicios del siglo XX hasta los años 60, generaciones enteras se sumaron a las grandes olas de emigración, hacia el industrializado norte italiano o al extranjero, en busca de estudio o trabajo.

Fenómeno
En emergencia demográfica

En los últimos 15 años, la tasa de mortalidad natural redujo la población de Sellia de 1000 a 500 personas. Y hoy abundan más las mascotas que habitantes en este lugar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído