Joya ferroviaria británica, lista para el turismo

Londres
La locomotora de vapor Flying Scotsman, construida en 1923 y la primera que alcanzó las 100 millas por hora (160 kilómetros), partió el jueves de la estación Kings Cross de Londres entre el entusiasmo de los aficionados, en su primer viaje oficial tras un proceso de restauración de 10 años.
La espléndida y poderosa máquina, que ha recuperado su color verde original para la ocasión, partió a las 07H40 GMT (y locales) arrastrando unos vagones de época en los que 300 personas viajarán hasta York, unos 280 kilómetros al norte, en un recorrido que llevará 5 horas y que concluirá en el Museo Nacional del Ferrocarril, que compró la máquina en 2004.
La locomotora, un legado de la espléndida era industrial británica, estará en el museo hasta marzo y luego se dedicará a realizar viajes turísticos y exhibiciones.
"Es un día histórico", dijo Paul Kirkman, director del museo.
"Este viaje de celebración significa un nuevo hito en la larga y colorida historia de este ícono de vapor, y es un homenaje a todos los que han trabajado duro para hacerlo posible, desde los que trabajaron en la restauración, al público que hizo donativos para devolver la vida a esta leyenda", añadió.
"Es muy importante ver este símbolo magnífico del patrimonio ferroviario y tecnológico británico recorrer de nuevo nuestras vías", dijo entusiasmado Peter Hendy, presidente de Network Rail.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído