Juegos para que la mente del perro no envejezca

Una mascota anciana puede tener alzhéimer. ¿Cómo prevenirlo?

Mimar a los perros mayores dejándoles que pasen el día dormitando en el sofá no les hace ningún bien. La mascota necesita ejercicio mental cuando se hace mayor e, incluso, más.

Los expertos recuerdan que el entrenamiento cerebral regular los ayuda a ser felices y experimentar emociones positivas durante toda su vida. Para lograrlo conviene echar mano a videojuegos y rompecabezas para canes, como lo sugieren varios estudios.

Te puede interesar...

Uno de ellos, realizado por la Universidad de Viena, concluyó que los juegos mentales para perros pueden también reducir el riesgo de deterioro cognitivo en los animales ancianos y hasta frenar o retrasar el alzhéimer, enfermedad que los perros también sufren aunque se la conoce como síndrome de disfunción cognitiva.

Sudoku y puzles: Los perros pueden aprender a cualquier edad. Estimularles el cerebro es clave.

Esto provoca que el can anciano se despiste, tenga pérdidas de memoria, se desoriente y pueda llegar a no reconocer a su amo. El cerebro de la mascota comienza a involucionar, a ir hacia atrás. Al igual que su corazón y otros órganos, también pierde funcionalidad con los años.

Además, las limitaciones físicas propias de la ancianidad no dejan al animal llevar el mismo tipo de entrenamiento que solía hacer cuando era joven. Pero el estudio hecho en Austria descubrió que los videojuegos interactivos con pantalla táctil “pueden resultar una gran herramienta para estimular mentalmente a los perros que cumplen años o con problemas de movilidad, como la artritis”, destacó Lisa Wallis, autora de la investigación. Y ratificó que las mascotas ancianas siguen necesitando sus paseos y juegos, por supuesto que a otro ritmo, para mantenerse en forma y cuidar su salud física, previniendo enfermedades degenerativas como la artritis.

Un deterioro cognitivo. Por Sergio Gómez (veterinario)

El deterioro cognitivo en los perros mayores de 12 años es similar a la demencia senil y enfermedad de Alzheimer en el humano, y se lo conoce como síndrome de disfunción cognitiva. El 22% de los perros mayores a 9 años se ve afectado. Los síntomas pueden ser: alteración del ciclo en el sueño (deambulan por la noche y vocalizan), menor interacción con los dueños y lentitud para responder órdenes, hacen sus necesidades en cualquier lado de la casa y se muestran desorientados. Por suerte existen alimentos balanceados y medicación con aminoácidos, vitaminas como la B12 y antioxidantes, que ayudan a prevenir y a mejorar el estado de la salud mental de tu mascota. Otra manera de ayudarlo es aumentar la interacción con el ejercicio físico, crear rutinas y facilitar los accesos en tu casa. Y no dudes de llevarlo al veterinario para que lo evalúe te deje más tranquilo si dudás.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído