El clima en Neuquén

icon
Temp
59% Hum
La Mañana Julia

Julia Borovick es neuquina y la rompe como DJ producer

Dj Borovick siguió una pasión y con 21 años ya estuvo en Cosquín Rock y estrenará cuatro temas de su autoría en un sello discográfico de New York. "Nosotras podemos", dice.

Julia miraba sin mirar por la ventana del avión antes de que el paisaje se volviera una maqueta de edificios y árboles desperdigados. Es que estaba concentrada en los agudos de la canción que escucha en sus auriculares y se imaginaba que ordenaba los sonidos en una especie de partitura. ¿Y si un día fuera yo quien creara la música?, pensó.

Con ese interés a cuestas, un día le dijo a su ex compañero si le enseñaba a mezclar música en las compacteras que él tenía en su casa. Enseguida se pusieron a probar y al cabo de un tiempo, Julia Borovick ya había tocado un tema con supervisión y había mezclado otros tres más con total independencia. Después todo fue un fluir, algo que para esta joven de 21 años, es muy importante. “Puertas adentro con mis amigos, tocábamos y mezclábamos, hasta que una vez, uno me sugirió que me animara a tocar en el cumple de otro amigo; le dije que sí pero que quedara al lado mío porque si bien no había tanta gente en el bar, necesitaba apoyo, y bueno, salió bien”, recuerda orgullosa.

Te puede interesar...

Julia es neuquina, amante de su perro y del skate, otra pasión que descubrió recientemente y la llevó a hacer grandes amistades. Pero vive en Córdoba desde que se fue a los 18 a estudiar y viene a la región toda vez que puede. “En Neuquén también me afiancé, un amigo tiene un ciclo musical que se llama Gocé y ahí hice de warm up de otro artista y salió bien, metí bien todos los temas”, ríe. “Después, toqué en un after cuando regresé a Córdoba y después ya me uní a Vésica, un agrupamiento de mujeres cuya motivación es la música electrónica en todos sus géneros”, recalca Julia.

dj-girl-3.jpg

Con sello propio

“Un tema es un encuentro con muchas cosas”, explica, y para hacerlo, “puede que hayas tenido la primer maqueta en treinta minutos, o que lo compongas a lo largo de dos, tres o incluso cuatro semanas”, argumenta. “Un tema que salió por un sello discográfico que se llama Melancoly Records de Perú, Siento y expreso, lo hice en doce horas, creo que ni tomé agua en ese tiempo”, rememora Julia.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB8Whi28lt7M%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABANfThZAG5ZB3pjfT5bYkVkmVQjr1Y2uPlGcyyfaNgbbrpjZAJqyfhPAhnab4Op7WF7lZAKRbQcgbRYVUG4ugYtpI7JAObaCzKd641CqlfK24EZCkaEbH7gFv7iAeeNy5whTyMYIo0cEuIhp4KspplbpLaRm7nnQZDZD
View this post on Instagram

A post shared by Borovick (@borovick___)

Ella se identifica más como producer o compositora que como DJ a secas, porque como artista dedica más a la creación. “Lo otro es un aprender constante, tocar y ser DJ, lo experimento a medida que van saliendo fechas, pero me identifico más como producer y es muy genial después poder pasar tu propia música en las fiestas”, dice Julia.

Ju, Juli, China, fue Borovick hace cosa de tres años, cuando su talento la llevó a pisar escenarios de grandes fiestas de música electrónica. “Lo uso porque me gusta mucho mi apellido”, cuenta la joven DJ que arrancó con menos de 18 años a incursionar en el género.

Pero sin duda, la oportunidad más destacada este 2020 antes de que se decretara la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus, fue la propuesta de participar en el Cosquín rock. “La gente que me rodea me dice que lo que hago gusta mucho, por eso me invitaron al evento”, cuenta con humildad Julia, quien encontró en esta modalidad de arte una manera de canalizar sus mayores inquietudes artísticas.

“La gente que me rodea me dice que lo que hago gusta mucho, por eso me invitaron al evento”. “La gente que me rodea me dice que lo que hago gusta mucho, por eso me invitaron al evento”.

“Si me pongo a pensar lo que más me llamó la atención fue cuando mi tema Shintoma empezó a usarse en otras partes del mundo, se pasaba en fiestas y me escribían de países como Perú, Francia y Australia; me llegaban videos con mi música de fondo”, relata con alegría.

Pero el talento y la dedicación de Ju no se detienen. Ahora, el 18 de diciembre, lanza 4 canciones de su autoría a través de un sello discográfico de New York. Y antes, el 14, va a transmitir por streaming para Buenas Noches Producciones en un set junto a otros grandes artistas.

dj-girl-2.jpg

Vésica Piscis

Todas las prácticas que sirvieron para la reivindicación de los derechos de las mujeres de un tiempo a esta parte, más precisamente aquellas vinculadas con la presencia en las calles, hicieron que generaciones como las de Julia pudieran abrazarse a ese empoderamiento colectivo. “Yo comencé a incursionar en dos rubros en donde los varones eran protagonistas, el skate y el dj producer, coincidentemente con este movimiento”, expresa Borovick. Por lo mismo, su llegada al grupo Vésica Piscis fue ese abrazo que necesitaba para sentirse plena, fuerte y poderosa. “La energía que nos mueve, el amor por lo que hacemos, el apoyo que nos damos, es muy importante para mí”, expresa. La iniciativa de esta comunidad es generar un espacio que agilice el acceso a las DJs y productoras en la música electrónica cordobesa. Un proyecto interdisciplinar y autogestivo que está dirigido y organizado por mujeres entre comunicadoras, fotógrafas, músicas, productoras y artistas visuales.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB4Gk39cF8m_%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABANfThZAG5ZB3pjfT5bYkVkmVQjr1Y2uPlGcyyfaNgbbrpjZAJqyfhPAhnab4Op7WF7lZAKRbQcgbRYVUG4ugYtpI7JAObaCzKd641CqlfK24EZCkaEbH7gFv7iAeeNy5whTyMYIo0cEuIhp4KspplbpLaRm7nnQZDZD
View this post on Instagram

A post shared by Borovick (@borovick___)

Rompedora de moldes, Julia es crítica con el ambiente donde se han forjado prácticas machistas. “Nosotras podemos, nadie nos puede decir que no podemos crear o producir nuestra música”, sintetiza. En relación a la nueva ley que equipara las presencias de mujeres arriba de los escenarios artísticos y culturales, Borovick también tiene su apreciación: “Esta bueno que haya una ley que busque la igualdad en los escenarios, sobre todo porque hay gente que necesita esos empujones para asumir la realidad que avanza. Aunque me hubiera gustado que se dé de manera espontánea porque nosotras podemos, está bueno que exista”, concluye.

“Nosotras podemos, nadie nos puede decir que no podemos crear o producir nuestra música”. “Nosotras podemos, nadie nos puede decir que no podemos crear o producir nuestra música”.

Y ahora que hace lo que le gusta y que sueña con la timidez de un paso cauto, Julia se prepara para las próximas fechas virtuales y se reúne con pocos amigos –no más de seis- para escuchar unos temas en casa. De pronto tocan algo, innovan y se divierten, algo tan sano como necesario.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario