La app para controlar al Limay viene demorada

Las variables para medir la contaminación son cambiantes. Puede ser una falla del equipo.

NEUQUÉN

La publicación de los datos obtenidos por un sensor colocado en el río Limay, que promete que cualquier vecino pueda conocer la situación de contaminación de las aguas, está atrasada. Ni la aplicación ni el servicio online que anunció el Municipio un mes atrás se encuentran disponibles, por problemas para medir algunas de las variables.

El 8 de febrero el Municipio capitalino presentó la primera estación de monitoreo inteligente, que controlaría y revelaría los síntomas de contaminación del Limay. En esa oportunidad, expresaron que los datos obtenidos para saber online si el río es apto para bañarse estarían publicados en “unos días”. Pero, a un mes del anuncio, todavía se aguarda el acceso a la información.

El problema recae en que hay dos variables que el equipo, adquirido por un costo de 250 mil pesos, estaría dando con valores inconclusos.

Valores

“Hay dos variables que dan valores que no sabemos si están midiendo bien o no, tienen muchas variaciones, que no es algo normal. Como (el sensor) está justo en un remanso, estamos evaluando si los valores son esos o si está fallando el equipo”, indicó el subsecretario de Modernización del municipio, Rubén Etcheverry.

Los niveles de “detox” y PH son las variables en la mira. Y mientras no corroboren si los saltos en las cifras se dan por una falla o por tratarse de un proceso de calibración del aparato, no van a publicar los datos.

“Puede ser una calibración normal, previsible para estos aparatos, hasta que llegue a ajustarse. Son muchísimos factores a corroborar, entonces lleva tiempo”, aclaró Etcheverry.

En enero la Municipalidad ganó un concurso nacional con el proyecto y obtuvo la adjudicación para instalar otras cuatro estaciones, previstas para una próxima etapa “a determinar”. El primer sensor se colocó sobre el brazo que atraviesa los clubes ribereños, frente a la desembocadura del arroyo Durán

Detalles

El sensor instalado no medie de manera directa la presencia de bacterias, sino cinco variables químicas, que al analizarlas alertan en caso de posible contaminación. Está previsto que controle de manera continua la temperatura, el PH, el oxígeno disuelto, el potencial de oxidación-reducción (o detox) y la conductividad.

Conocer estos parámetros permitirá la “detección temprana de amenazas como por ejemplo niveles de oxígeno en el agua para la formación de algas, o de vertidos perjudiciales para el curso de agua”, informó Etcheverry.

El tema de la contaminación de los ríos salió al debate a partir de las denuncias y reclamos que realizaron vecinos y distintas organizaciones ecologistas de la ciudad de Neuquén.

Además de conformarse una comisión para monitorear la calidad del agua y controlar los procesos contaminantes de los ríos (tanto del Limay como del Neuquén), desde el municipio de Neuquén capital se impulsó la creación de esta aplicación para colaborar con este control y comparar los parámetros con los que se midan desde otros organismos provinciales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído