La callecita de los mil escollos y un tránsito odioso

Circular por la Lucero genera dolores de cabeza. Piden hacerla de una sola mano.

GERARDO RODRÍGUEZ
rodriguezg@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
La gran cantidad de vehículos estacionados de ambas manos, sumada al permanente tráfico que hay en la calle Maestro Lucas Lucero, ocasiona serias complicaciones de tránsito en este sector del barrio El Progreso.

Lucero es una de las tantas calles entrecortadas que hay en la ciudad. Tiene una circulación de doble mano y uno de sus tramos se ubica entre Combate de San Lorenzo y Arabarco.

En este sector se encuentran la clínica maternidad San Lucas, con entrada principal sobre calle Belgrano, cuyos fondos, entrada de ambulancia e ingreso de proveedores son por Lucero, y los consultorios de la clínica San Agustín, en la esquina de Combate de San Lorenzo y Belgrano. Es una zona de gran movimiento vehicular debido a la cantidad de personas que diariamente asisten a estos lugares y a los locales comerciales del barrio.

Quienes asisten a las clínicas suelen estacionar sus vehículos sobre Lucero, ya que en las calles troncales es más complicado hacerlo. La urgencia por encontrar un lugar donde dejar el auto para llegar a tiempo a la consulta médica provoca que estacionen los vehículos en sitios prohibidos, como garages y ochavas, lo que dificulta la visibilidad en las esquinas y hace que la calle se vuelva peligrosa para circular.

Caos Así definen los vecinos lo que se vive a diario en la calle Lucero, que se ha vuelto peligrosa.

El momento más crítico suele ser por la mañana y hasta el mediodía; no obstante, el recambio de vehículos es constante y los encontronazos entre quienes transitan por allí -en sentido opuesto- se repiten a lo largo de la jornada. No hay lugar para maniobrar y entre los conductores, que se obstruyen en plena calle, negocian para ver quién hace marcha atrás y deja pasar al otro. Incluso las ambulancias que ingresan a la clínica por Lucero suelen tener dificultades para acceder.

Roturas de espejos y rayones de autos forman parte de la cotidianeidad. Algunos vehículos, en especial las camionetas, paran con las ruedas sobre las veredas, rompiendo todo lo que encuentran a su paso.

"Uno de los camiones que circula diariamente por la cuadra una vez le rompió el espejo a un auto que estaba estacionado frente a mi casa. Fui con el espejo hasta la clínica, el auto era de una de las médicas", contó un vecino.

Frente a estos inconvenientes, los vecinos han presentado una nota ante la Dirección de Tránsito de la Municipalidad en la que solicitan que la circulación sea de mano única y que el estacionamiento sea de una sola vereda. Desde el Municipio les comunicaron que este tipo de trámites lleva su tiempo y que aún no hay una fecha prevista para resolver la situación.

FRASES
"Es una calle que en los últimos años se hizo altamente peligrosa, no solamente con el auto sino también caminando. La calle tiene que ser de una sola mano".
Mónica Ceballos Vecina que vive en la calle Lucas Lucero
"En esta calle se tiene que permitir estacionar en una sola vereda. Además, tiene que haber algo que nos proteja a los vecinos, a nuestras casas y garages".
Marcelo Verdún Preocupado por la seguridad de los vecinos de la calle


De no acabar: los camiones son un peligro para los autos estacionados

NEUQUÉN
Desde la instalación de la clínica San Lucas en la calle Belgrano al 2200 ha surgido una serie de inconvenientes en relación con el tránsito en las arterias ubicadas alrededor de este centro de salud.

Diariamente se puede observar la circulación por la calle de una gran cantidad de camiones de proveedores que asisten a la clínica con bebidas y alimentos, sumados a los camiones de servicio de lavandería y residuos patógenos, entre otros, y que obstruyen el tránsito.

Estos vehículos de gran porte, suelen estacionarse en los garages de los vecinos o enfrente de ellos, entorpeciendo el estacionamiento y la circulación.

Bloqueos
Por otra parte, el camión de la empresa que suministra oxigeno a este centro de salud, suele bloquear la calle en su totalidad, lo que genera demoras e interrumpe el acceso a las viviendas.
En alguna ocasión, el camión recolector de basura avanza hasta cierto sector de la cuadra y ante la imposibilidad de paso, se ve obligado a retroceder, provocando un riesgo mayor para los vehículos que permanecen estacionados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído