La chance de sacarse la mufa

En días de recuerdos de glorias pasadas, sería genial cambiar la nostalgia por un victorioso presente.

El fútbol siempre da revancha. O casi siempre. La Selección argentina tuvo muchas, demasiadas, desde aquel lejano 4 de julio de 1993 en el que le ganó a México con un doblete de Batistuta y consiguió el bicampeonato en la Copa América en Ecuador. No parecía gran cosa el nuevo título continental, después de dos finales seguidas en los Mundiales. No parecía ese un festejo que pudiese tardar tanto en repetirse. Pero ya van 26 años sin títulos, de golpes repetidos, finales en serio -y “finales” decisivas- perdidas porque no damos la talla, nos falta suerte en el área rival o un penal a la tribuna arruina todo.

Hoy, otra vez, el fútbol da revancha. De las grandes. Porque aunque no sea una final, ganarle esta noche a Brasil, en su casa, en un torneo en el que nunca fueron eliminados cuando son anfitriones (llevan cuatro de cuatro), en el mismo escenario en el que se comieron siete ante los alemanes también en semis, hace apenas cinco años, pondrá a los jugadores argentinos en un lugar diferente, cercano al hincha y a la gloria, a 90 minutos de un título, con la posibilidad de volver a cruzarnos con Chile, buscando que la tercera sea la vencida.

Te puede interesar...

Es mucho lo que ganaría este equipo si hoy pasa. En medio de la desorganización de la AFA, con un DT interino, en pleno recambio, es difícil exigirles una victoria histórica. Pero tienen con qué. Y llevan puesta la celeste y blanca.

En épocas en las que los recuerdos de glorias mundialistas pasadas invaden las redes sociales (el sábado se cumplieron 33 años de la final ante Alemania en México; mañana, 29 de la semis ante los tanos en el 90), sería hermoso poder cambiar la nostalgia por un glorioso presente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído