La clase media cambió el Caribe por las Cataratas

Por la devaluación, los neuquinos prefieren vacacionar en el país.

Por Ana Laura Calducci - calduccia@lmneuquen.com.ar

Este verano, la clase media neuquina cambió el Caribe por Iguazú. Los paquetes a Punta Cana, Cuba y Cancún se desplomaron y lo que más se vende son las escapadas de tres y cuatro noches a las Cataratas. Las familias que todavía pueden ahorrar para un viaje al exterior eligen Brasil, principalmente Río de Janeiro y Búzios.

La escalada del dólar y la inflación obligaron a cambiar de planes a los neuquinos que se habían acostumbrado a pagar unas vacaciones en cuotas en las blancas playas caribeñas. Salir al exterior por una semana hoy no baja de 35 mil pesos por persona y, al norte del ecuador, el precio supera los 50 mil.

Te puede interesar...

Eso les dio impulso a los paquetes más baratos dentro del país y se disparó la demanda para conocer las Cataratas. “Iguazú es lo que más se está vendiendo porque bajó mucho el pasajero de clase media que tiene familia y estaba acostumbrado a ir al Caribe, ahí se siente mucho la caída por el dólar”, explicó Leonardo Sebastián, presidente de la asociación de agencias turísticas de Neuquén y dueño de Sebastián Viajes.

Indicó que “Cataratas tuvo como un boom y es el destino nacional que más eligen los neuquinos porque es un paquete económico de alrededor de 12 mil pesos desde Neuquén por tres noches”. Agregó que la contra de Iguazú “es que no resulta recomendable para veranear, porque da para unos pocos días como máximo y en enero hace muchísimo calor”.

Carolina, de El Poder de Viajar, comentó que hoy tienen gente viajando al Caribe “que es la que pagó el paquete en cuotas durante el año, con otro tipo de cambio, pero las ventas al exterior cayeron mucho, más del 50 por ciento”.

Coincidió en que “lo que está saliendo este mes para el exterior es Brasil, cuando antes la gente iba mucho a México, República Dominicana y Cuba; y dentro del país lo más elegido son las Cataratas, que es lo más barato”. Agregó que “también piden mucho el noroeste argentino, porque tiene precios bajos, y un poco Calafate”.

Para Claudio, de Olano Viajes, la disparada del dólar afectó principalmente al turista de clase media “que siempre consultaba para ir al Caribe, México o Cuba y ahora busca Brasil, Río y Búzios, o lo nacional, donde lo que más se vende son las Cataratas”.

Señaló que la costa bonaerense no tiene mucha demanda porque es poca la diferencia con Brasil “y la gente que piensa en Mar del Plata, Gesell o Pinamar saca cuentas y termina haciendo un esfuerzo más para irse una semana a Río” (ver aparte).

Todos aclararon que los paquetes más caros a Asia o Europa no cayeron porque siempre fueron para un sector minoritario, de alto poder adquisitivo. Claudio, de Olano, explicó que la crisis golpeó de manera más notoria al turista familiar que iba a una agencia a averiguar por un paquete que pudiera pagar en cuotas. Contó que, “como sea, esa gente igual se va de vacaciones, pero hoy buscan buenos precios”.

recuadro-página-3.jpg

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído