La clausura del matadero de Colonia Nueva Esperanza dejó en la cuerda floja a productores

El operativo fue llevado adelante por el CIPPA, organismo que argumentó que el lugar no contaba con los permisos necesarios para funcionar.

La clausura al matadero municipal de Colonia Nueva Esperanza dejó sin empleo a 12 personas que trabajaban de manera directa en el establecimiento y, a por lo menos unos 200 productores –de distintos puntos de la región- sin la posibilidad de faenar sus animales.

Todo se desencadenó a partir de un operativo del CIPPA (Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios), que argumentó que el lugar no contaba con permiso para funcionar. “Hubo un video que circuló de un cerdo que ingresa a faena, muere en el corral y ordenamos faenarlo para que lo analice el veterinario. Como se dijo que no estaba apto para consumo, lo que se hizo fue decomisarlo y después se lo incineró”, explicó Alejandro Benítez, de la Asociación de Fomento Rural (AFR) que administra este matadero.

“Nosotros somos un puesto de faena rural, no un matadero tradicional, y estamos autorizados por el municipio. No sé porqué el CIPPA se mete, si quieren que tengamos habilitación que nos digan cómo conseguirla, porque la del municipio la tenemos”, agregó.

A su vez, Benítez precisó que el lugar cuenta con veterinarios -que no están en planta- y que trabajan desde hace dos años con máquinas del Centro Pyme. Por esta razón, informó que mantendrá un encuentro con el ministro de Producción de la provincia, Facundo López Raggi y el subsecretario de Comercio de la Municipalidad, Gustavo Orlando, para tratar el tema. “El trasfondo de esto es político”, se animó a aventurar el responsable del matadero.

LEÉ MÁS

Venden carne de cerdo online y con entrega gratuita

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído