La comida artesanal es la delicia de la costa

En San Antonio Oeste, los turistas asisten a una fiesta de sabores del mar

Neuquén. El tentador aroma capaz de abrir el apetito se percibe a varios metros de distancia. En el aire llegan imágenes de una paella y pescados y mariscos fritos en aceites recientes. El gentío bajo la hilera de eucaliptos revela de dónde viene el festival de manjares provistos por el mar.

Es la pequeña feria artesanal que se levanta sobre la costanera Carlo Carassale de San Antonio Oeste, a pocos metros del muelle de pescadores y al lado de donde yacen antiguos barcos que no navegan más. No más de seis puestos componen el tradicional paseo, donde también se pueden adquirir originales adornos elaborados con caracoles y conchas marinas.

Te puede interesar...

Se destaca la oferta gastronómica, en la mayoría de los casos elaborada con productos frescos, recién sacados del mar.

Entre lo más pedido se destacan los langostinos empanados. Es una especie que se captura en abundancia desde hace cerca de seis años, cuando apareció en el golfo San Matías por causas naturales. La porción cuesta 200 pesos.

Los bastoncitos de merluza a la romana también tienen éxito. Es el pescado típico de la zona. Mientras que nunca pierden vigencia las rabas -300 pesos-, aunque no se pesca en otras áreas del sur. El menú se completa con unas empanadas imperdibles rellenas con un mix de langostinos, calamares, almejas y cholgas, a 300 pesos, y las de pescados a 200.

Los fines de semana la vedette es la paella, con todos los mariscos nombrados. La porción vale 300 pesos y se agota rápidamente.

Para los amantes de la gastronomía está la alternativa de llevar cualquiera de los productos crudos para cocina en casa. O mariscos en escabeche para acompañar.

En verano es habitual ver el pequeño predio lleno de gente que gusta de lo tradicional y popular. No hay servicio de mozos, sino que hay que pedir en el puesto elegido. Después hay que buscar una de las mesas ofrecidas bajo los toldos. No es extraño compartir el espacio con otros veraneantes.

Las instalaciones tienen el atractivo de la simpleza y muestran el esfuerzo permanente de los emprendedores.

LEÉ MÁS

Descubren en Neuquén un cocodrilo de dos metros y 70 millones de años

El asado pasó la barrera de los 300 pesos en Neuquén

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído