El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana El Reino

La concejala neuquina que cargó contra la serie El Reino y se hizo viral

Nadia Márquez de la Democracia Cristiana se despachó en las redes sobre la producción de Netflix que critica al evangelismo. "No es ficción, es una mentira y una fábula", afirmó. Crece el debate de la religión dentro de la política.

La serie de Netflix El Reino, ficción que critica algunas prácticas y entretelones de cómo se metió la doctrina del evangelismo en los partidos políticos, parece haber impactado de lleno en algunos actores de la escena neuquina.

La concejala Nadia Marquez, de la Democracia Cristiana, posteó en sus redes una curiosa comparación –en defensa de la religión- entre el protagonista de la serie y su padre, el pastor Hugo Márquez, líder de la Iglesia Bautista Jesús Rey de Neuquén.

Te puede interesar...

El de la derecha es El Reino de Netflix y el de la izquierda es El Reino de los Cielos; el de la derecha es una ficción y el de la izquierda es real”, explicó la concejala, al inicio de su publicación.

“Crecí en un hogar donde jamás vi a mi padre emborracharse ni fumar. Donde hospedábamos gente en casa que no tenían familia cercana. Donde aprendimos a perdonar con el ejemplo de mis padres. Donde aprendimos a amar al prójimo como ellos lo hacían. Los vimos trabajar, amar, llorar, reír, dolerse, acompañar viudas, llevar comida, corregir, acostarse tarde, levantarse temprano, hacernos la leche a la mañana, predicar con palabras y con el ejemplo”, sintetizó la concejala, en una publicación que se hizo viral en las redes.

Embed

De la Iglesia Bautista Jesús es Rey salió el actual diputado nacional por Juntos por el Cambio, David Schlereth, quien llegó a la política en 2013 por el fallecido y cuatro veces intendente de la ciudad, Horacio “Pechi” Quiroga. Pero hoy, esa exclusividad del aporte de los evangélicos en la política, se terminó. Tanto el MPN como también algunos actores del Frente de Todos reconocen en las iglesias evangélicas un potencial para apuntalar la política electoral.

En plano latinoamericano, el presiente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo un amplio apoyo de Edir Macedo, líder de la Iglesia Universal del Reino de Dios, fundador del Partido Republicano en ese país y de la red de medios Record. Es decir, un entramado de política, religión y medios de comunicación al servicio de las elecciones.

El guión de El Reino ha generado una fuerte repercusión nacional debido al personaje que encara el actor Diego Peretti en Emilio Vásquez Pena; es un pastor sospechado de corrupción y vejámenes, que llega a ser presidente de la Nación, de manera accidental, luego de que asesinaran a su compañero de fórmula en un acto político.

Nadia Marquez habla de la serie El Reino.mp4

La ficción lleva al extremo la imagen de adoctrinamiento, la relación entre los pastores y la Justicia, los lujos y todo un oscuro entramado de situaciones mafiosas de financiamiento de las iglesias, donde no están ausentes las operaciones políticas y mediáticas de los servicios de inteligencia en Argentina.

Además, la serie aborda temas que han generado fuertes tensiones políticas, como la Ley de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), que en el plano político real ha tenido un amplio rechazo de la comunidad evangélica, ligada a algunos sectores de Juntos por el Cambio en Argentina y las facciones más conservadoras.

Pero para Márquez, la serie no es real y el guión de ficción dista de la realidad de las iglesias en el país y la región. “Es una mentira”, dijo y no sólo reivindicó el movimiento evangélico, sino que llamó a la sociedad a sumarse a la iglesia.

IMG_8211.jpg

“En primer lugar es una ficción, pero muy distorsionada de la realidad al punto de que ya es una fábula. El Reino es una fábula. Tiene muy poco de verdadero, la mayoría de los pastores no son eso, y aunque hubiese uno en un millón que no cumpla con lo genérico. Creo que el que calla otorga por eso hablé, lo demás es personal”, dijo Márquez en diálogo con LM Neuquén.

El movimiento evangélico cada vez es más fuerte en el país y sobre todo en la Patagonia, según la “Segunda encuesta nacional sobre creencias y actitudes religiosas", del Centro de Estudios e Investigaciones Laborales del Conicet que se hizo en 2019. El promedio en Argentina de la población evangélica es del 11 al 16 por ciento, mientras que, en la Patagonia, es del 24,4 por ciento. Es decir, más allá de los prejuicios y creencias, es un nicho electoral.

Pero el guión de la serie sí es una crítica al evangelismo, al menos en palabras del director Marcelo Piñeyro. El libro fue escrito por su colega, Claudia Piñeiro. “Lo que hacemos es denunciar a las iglesias evangélicas que manipulan a la sociedad para imponer políticas conservadoras y quitar derechos a la ciudadanía”, dijo el cineasta de El Reino, al diario Página/12.

“Participo de la congregación evangélica y sé del esfuerzo que hacen, de ayudar a la gente y a los necesitados y a la mayoría de las iglesias evangélicas les falta dinero, no les sobra plata como se muestra en la serie. Lo de Piñeyro es una actitud discriminatoria, porque está en contra de los tratados internacionales donde se da libertad de culto. Es una ficción donde no se tiene en cuenta los Derechos Humanos”, criticó Márquez.

El Reino tiene atrapados en todos los capítulos un sector del público en Netflix. Si bien es una serie de ficción, el impacto de la trama hace pensar que hay una delgada línea entre la imaginación y la realidad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario