La denunció por ser su apropiadora pero era su madre

El ADN confirmó que Sonia Manzini es hija de Raquel Briceño, jueza de Paz de Junín.

Pablo Montanaro

montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Después de diez meses de denuncias, sospechas e incertidumbres, un examen de ADN confirmó que Sonia Manzini es hija biológica de la jueza de Paz de Junín de los Andes, Raquel Briceño, y del sargento retirado del Ejército Roberto Manzini. Así lo confirmó extraoficialmente a LM Neuquén la mujer que había entrado en dudas, luego de descubrir que su hermano y su primo habían sido apropiados por sus padres y un familiar.

La mujer obtuvo la confirmación de su identidad de parte del Juzgado Federal 2 de Neuquén, de acuerdo con el resultado del análisis de datos genéticos.

En septiembre del año pasado, Manzini había denunciado a sus padres por apropiación de menores y supresión de identidad durante la última dictadura militar. Lo que también estaba en juego era saber de quién era verdaderamente hijo su hermano, Julio Rafael Manzini, nacido en 1976. Cuando hizo la denuncia, Sonia recordó que en 1976, cuando ella tenía 10 años, el ex juez de Paz de San Martín de los Andes, Julio César Quiroga, ingresó a su casa con un bebé. “Desde ese día ese menor se incorporó a nuestra familia como mi hermano bajo el nombre de Julio Rafael Manzini”, contó Sonia. Incluso rememoró que su madre le había dicho: “lo trajo la cigüeña, y me obligó a no mencionar el hecho ante terceros”.

Finalmente, en marzo de este año, Julio Rafael recuperó su identidad, con lo cual quedó confirmado que había sido apropiado y pudo conocer a su madre. La misma suerte corrió su primo, Raúl Barizoni, nacido en 1982, quien se crió con Raúl Camilo Barizoni, gendarme retirado, y Graciela Briceño, hermana de Raquel. Luego de las denuncias, la pareja le confirmó que no era su hijo biológico. Su familia biológica pidió mantener en reserva su identidad.

“No puedo entender tantas mentiras”

“Si son mis padres, como se demuestra por el resultado del ADN, no puedo entender cómo llegamos a este entramado de mentiras, ocultamientos”, dijo Sonia Manzini en diálogo con este diario.

La mujer de 50 años, empleada del Poder Judicial y madre de tres hijos, confesó estar viviendo una “gran incertidumbre” a partir de la confirmación de que es hija biológica de Raquel Briceño y Roberto Manzini, a quienes denunció el año pasado por apropiación de menores y supresión de identidad.

Diversas situaciones de su infancia la llevaron a tener dudas sobre su propia identidad como también sobre la de su hermano, Julio Rafael Manzini, y la de su primo, Raúl Barizoni, quienes este año pudieron encontrarse con sus madres biológicas.

“Tendré que trabajar con esta situación porque no puedo seguir haciéndome preguntas, sabiendo que mi hermano no es mi hermano”, sostuvo la mujer, quien confirmó que desde que hizo la denuncia recibió constantes amenazas de su padre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído