La educación sin cuartel

La formación de "valores" en los cuarteles que impulsa el Gobierno nacional fue duramente criticada.

Por qué un gendarme estaría en mejores condiciones de educar y capacitar que un maestro dentro de un aula fue la pregunta que muchos se hicieron al conocerse la creación por decreto presidencial del Servicio Cívico Voluntario en Valores presentado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La iniciativa que se desarrollará, según se informó oficialmente, a través de experiencias piloto en establecimientos militares de cuatro provincias (en uno de ellos -Campo de Mayo- funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura militar) tiene como eje la capacitación en “valores democráticos y republicanos” destinada a jóvenes de entre 16 y 20 años.

Te puede interesar...

Los cuestionamientos no se hicieron esperar desde diversas organizaciones políticas y sociales así como también de derechos humanos, quienes aseguraron que la formación “de valores” no se tiene que hacer en los cuarteles de las fuerzas de seguridad, sino en los ámbitos educativos, ya que la iniciativa está destinada a una inscripción voluntaria de jóvenes (en otras palabras, colimbas voluntarios) todavía en edad escolar. Incluso desde algunos sectores criticaron la medida apuntando a esa fuerza de seguridad como responsable de la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

En el caso de que el gobierno nacional esté preocupado seriamente por el problema de los jóvenes denominados ni-ni, que no estudian ni trabajan ni se interesan en adquirir un oficio, se podría analizar cuáles son las fallas, los errores o directamente la ausencia de los ministerios, del Estado mismo, que debería impulsar y ocuparse de políticas y programas para dar vuelta esta realidad que no puede ocultarse.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído