LMNeuquen coronavirus

La estrategia de Gaido: recortar la circulación sin fundir la economía

El intendente de Neuquén sostiene que esa es la premisa para la nueva etapa de la cuarentena en la ciudad.

Bajar la circulación de personas en la ciudad sin afectar la marcha de la ya menguada actividad comercial e industrial. Ese es el fin de la nueva política contra el coronavirus, dice el intendente Mariano Gaido. Está convencido de que volver a la fase más dura de la cuarentena, con comercios no esenciales cerrados, no es la salida para esta instancia de la pandemia.

En cambio, considera que hay que apuntar a bajar de los colectivos a todos aquellos que no cumplen tareas consideradas esenciales, reducir la cantidad de personas en los supermercados y evitar el tránsito desde otras localidades. Por eso, la política anunciada el miércoles por el gobernador Omar Gutiérrez gira sobre esos ejes.

Te puede interesar...

La ciudad presentó una disminución drástica de la circulación en la primera fase de la cuarentena. Según los medios tecnológicos al servicio del municipio, llegó al 20 o 25 por ciento de la normalidad. Hace unos 15 días, la actividad ya se encontraba al 60 por ciento de la que se registraba en marzo, antes del decreto que dictó la cuarentena desde el 20 de ese mes.

¿Cuál sería el porcentaje ideal? “El 20 o 25 por ciento”, responde Gaido, aunque enseguida aclara que volver ahí no es posible en estos días. Entonces, lo que se busca es que la circulación sea de entre el 35 y el 40 por ciento de lo que era antes de las restricciones.

Enfatiza el intendente que volver a cerrar todos los comercios, salvo los que venden productos esenciales, no es una solución para el presente. Las medidas, considera, deben ser tomadas en base a la información cierta disponible. “Los comercios en general no provocan aglomeraciones. Eso pasa fundamentalmente en los súper e hipermercados”, dice. La decisión para esos comercios fue limitar la cantidad de clientes al 30 por ciento del límite de cada local. Estuvieron trabajando en los últimos días con un tope del 50 por ciento.

Gaido explica que el aumento de la circulación está vinculado con las actividades laborales de los vecinos. Asegura que la solución no es restringir los trabajos habilitados, sino regular los medios de movilidad. En términos llanos: que la gente que no cumple tareas esenciales y debe moverse para trabajar lo haga en bici, caminando o en auto o moto particular, en última instancia.

El intendente asegura que desde hace más de una semana la circulación de personas por las calles ha vuelto a mermar, después del crecimiento que presentó al abrirse las condiciones más duras de la cuarentena. Y cree que es preciso que quienes trabajan en Neuquén capital vivan en la ciudad mientras dure la pandemia, siempre excluyendo de esta condición a los empleados que desempeñan tareas esenciales, las cuales fueron listadas taxativamente por el gobierno nacional al establecer la cuarentena.

Recuadro-página-4.jpg

-> Tres preguntas a Mariano Gaido:

1. ¿Cómo hace un empleado no esencial que vive fuera de la ciudad para venir todos los días a trabajar?

En ese caso, debería conseguir los medios para quedarse en la capital mientras duren las medidas restrictivas. Estamos en una emergencia.

2. ¿La presencia de trabajadores no esenciales en los colectivos la deben impedir los choferes o los inspectores municipales?

Para eso están los grupos de inspectores que hemos desplegado desde el Municipio.

3. ¿Adónde se da el mayor desplazamiento de personas en la ciudad?

Desde el oeste hacia el centro-este. Es lógico porque la circulación responde principalmente a las obligaciones laborales de la población.

Mariano-Gaido-entrevista-barbijo.jpg

-> La reapertura del comercio no causó el brote, aseguran

La reapertura de la actividad comercial no esencial no ha sido la razón principal del brote de coronavirus que se dio en los últimos días en la ciudad. Así lo evalúan las autoridades municipales luego de horas y horas de analizar mapas de calor y otras herramientas provistas por la tecnología para medir a ciencia cierta cómo se mueven las personas.

Los datos de ventas del comercio en general que releva la cámara empresaria local Acipan van en línea con esta conclusión. Los negocios no logran acercarse ni un poco a los niveles de venta que tenían antes de iniciarse la cuarentena contra la expansión del coronavirus.

Por ejemplo, las operaciones por el Día del Padre promediaron la mitad de las que se produjeron el año pasado, constató la cámara en una encuesta entre sus asociados.

Esa festividad tiene un impacto comercial muy importante históricamente. La magnitud de la caída en las ventas da un indicio de lo que sucede a diario en los negocios, que, a la par, continúan enfrentando costos similares a los que tenían antes de que la pandemia afectara la normalidad de la actividad de los negocios.

Comercio-neuquino-coronavirus.jpg

-> Fuerte apuesta a la obra pública para reactivar la ciudad

El impacto de la pandemia sobre la economía de la capital provincial es enorme. El petróleo y el turismo son las actividades principales para la generación de riqueza en la provincia y la ciudad no escapa de ese modelo. Justamente esos dos rubros de la economía son de los más golpeados.

¿Qué hacer para salir del tremendo bajón? “Nosotros estamos apostando a un fuerte plan de obras pública, el Plan Capital, para reactivar la actividad”, explica el intendente Mariano Gaido.

Dice que, además de buscar la reactivación, el plan contiene medidas para favorecer la movilidad peatonal y en bicicleta, dos modalidades menos peligrosas para el contagio del coronavirus que el colectivo. Al respecto, dice Gaido que todas las obras conllevan la construcción de sendas peatonales y ciclovías.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

16.790490341753% Me interesa
65.378900445765% Me gusta
0.74294205052006% Me da igual
1.4858841010401% Me aburre
15.601783060921% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario