La feminista que hace campaña contra el anillo de compromiso

Una actriz y periodista colombiana considera desde su blog que esa tradición va en contra del feminismo y de la mujer.

Los tiempos cambian. En momentos de deconstrucción, los cuestionamientos son permanentes y todo aquello que parecía natural comienza a ser objeto de duda. Incluso las tradiciones más arraigadas se convierten en blanco de críticas y surgen sospechas acerca de su continuidad. En este caso, el debate se da alrededor del anillo de compromiso. La polémica surgió de la mano de la actriz y periodista colombiana Matilde Suescún, autora del blog feminista “Sin pelos en la lengua”. “Llevar un anillo de compromiso va en contra del feminismo y en contra de ser mujer. El anillo es un símbolo de una cantidad de cosas que son completamente contrarias al ideal de la mujer independiente y autónoma capaz de resolverse su propia vida. Es un símbolo de pertenencia a otra persona”, escribió Suescún en una columna que fue reproducida por la BBC.

La periodista aclaró que si bien actualmente no está casada, lo estuvo en dos oportunidades y nunca quiso ponerse una alianza. “Si mis ex parejas me hubieran pedido la mano creo que me habría entrado la risa. Aunque no creo que hubieran llegado a ese punto porque hubo una conversación previa. Fue una decisión mutua en ambos casos y ellos compartían mi punto de vista”, sostuvo.

Te puede interesar...

Para ella, el anillo es también una muestra de estatus, ya que cuanto más costoso, más alto se está en la escala social. “Es también una manera de mostrar el nivel socioeconómico de la persona. Cuanto más grande el diamante, mayor valor se le da a la mujer que lo lleva. Eso me parece grave porque significa objetualizar a la mujer, darle un valor en pesos. Y el valor de la mujer vamucho más allá de lo económico”, aseguró la autora.

Tampoco que pidan la mano: esta es otra tradición a la que la colombiana le declara la guerra.

En ese sentido, la colombiana aclaró que el anillo de casada no le genera tanta incomodidad, porque al menos es igualitario respecto a la mujer y al hombre: “La argolla de matrimonio me molesta menos porque se la pone la mujer y el hombre, no es tan ostentosa ni suele ser símbolo de dinero y poder”. Pero Matilde es tolerante respecto a las posturas que no coinciden con la suya. Sin ir más lejos, su hija piensa todo lo contrario y aspira a una alianza. “Mi hija se burla de mí. Ella sueña con un anillo, lo cual me parece chistoso. Lo acepto porque trato de entenderla y entender que hace parte del contexto cultural donde creció, pero no estoy de acuerdo con esa mentalidad”.

“Sin pelos en la lengua”: Así se llama el blog de la actriz y periodista que impulsa este debate.

En su columna, la actriz plantea también otra discusión: para ella, el pedido de mano es un símbolo de machismo. “Tampoco estoy de acuerdo. Pedirle la mano a una mujer es ponerla en un rol pasivo, en una situación de inferioridad”, mencionó. ¿Por qué la propuesta debe ser obligatoriamente masculina? “La mujer debería también proponerle matrimonio al hombre con libertad, y tener voz y voto en esa decisión. Y normalmente no sucede así”, afirmó Matilde.

Un mandato a contramano

“A las niñas se les enseña a que vean el matrimonio como una meta, como lo mejor que les puede pasar en la vida. Me preocupa la manera en que la sociedad educa a las mujeres para que sueñen desde chicas quién les va a dar el anillo y qué grande va a ser. A las niñas deberían enseñarles a ser independientes, a estudiar y desarrollarse, a buscar la felicidad por sí mismas”, expresó la autora.

Matilde Suescún

Una militante de sus derechos

Matilde Suescún trabajó como actriz de cine y televisión en Colombia. Actuó, entre otras, en la película Crónica de una muerte anunciada y en la telenovela Tuyo es mi corazón, de mucho éxito en su país. Desde hace varios años trabaja como periodista y vive en Estados Unidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído