La fortuna de las petroleras

El gobierno nacional adoptó como política patear para adelante los compromisos con las petroleras. La compensación de la devaluación que asumirá el Estado en 30 cuotas a partir de octubre del año que viene no es la primera deuda que se compromete a pagar el fisco con el sector desde que Mauricio Macri desembarcó en la Casa Rosada. El mismo destino que esta compensación tuvo el subsidio a la producción de gas natural que regía en 2017. Bajo la conducción de Juan José Aranguren, el ex Ministerio de Energía no pagó un peso de los 1100 millones de dólares que debía abonar a las petroleras alcanzadas por el Plan Gas. En cambio, Aranguren reconoció la deuda, la documentó y se comprometió a pagarla desde enero del año que viene. No quedó claro qué tipo de cambio se usará para hacer las transferencias a las petroleras acreedoras.

Macri pateó para adelante unos $90 mil millones que les debe a las petroleras. La solvencia de estas evita pataleos.

Te puede interesar...

Mientras estuvo al frente de la cartera, el ex presidente de Shell en Argentina redefinió los criterios para el otorgamiento de subsidios a las productoras de gas. El nuevo esquema se dirigió exclusivamente a la producción no convencional. Además, contempló sólo los volúmenes por encima de la producción del año previo. Ese modelo favoreció a Tecpetrol, la petrolera del Grupo Techint, de Paolo Rocca, como a ninguna otra compañía. Aranguren fue arrastrado afuera de la administración por la corrida cambiaria, que a la vez hizo estallar por los aires los cálculos que dejó el ex ministro sobre el costo de los subsidios. En plena corrida, el Gobierno dejó de pagar, al menos en término, este subsidio. No se difundieron los detalles de las negociaciones que llevan adelante las petroleras y el Estado para el pago.

Así, el Gobierno lleva aplazados pagos por cerca de $90 mil millones a las petroleras.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído