LMNeuquen Satélite

La geógrafa de Plottier que aportó para poner un satélite en órbita

Romina Solorza. Magíster en Aplicaciones de la Información Espacial, formó parte de la misión Saocom, cuyo segundo satélite fue lanzado el 30 de agosto.

Tiene 42 años. Se graduó en la Universidad Nacional del Comahue. Desde 2012 trabaja en la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en Córdoba.

En 2009 y 2011 fue becada para estudiar en importantes institutos de investigación en Italia.

Te puede interesar...

Cuando hace dos semanas, pasados 33 minutos de las ocho de la noche, el satélite nacional Saocom 1B tuvo su lanzamiento exitoso rumbo a la órbita, Romina Solorza abrazó a su marido y a su hija de 7 años, y recordó aquellas largas y agotadoras jornadas como estudiante de la Licenciatura en Geografía de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), las enseñanzas y el desbordante entusiasmo que le transmitió uno de sus profesores, Luis Bertani, y aquel deseo que le confió a una de sus compañeras cuando visitaron el centro espacial de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) de Córdoba: “Sueño con trabajar algún día en este lugar”.

Unos años después, ese deseo de aquella universitaria nacida en Plottier se hizo realidad porque desde 2012 trabaja en la CONAE, donde se desempeña desarrollando aplicaciones y productos en base a datos de radar para el estudio y monitoreo del medioambiente.

Hace dos semanas en su casa de Córdoba, Romina sintió orgullo por formar parte del equipo de profesionales, muchos formados en la universidad pública como ella, de la misión Saocom. “Me provocó mucha emoción su creación y el lanzamiento porque en el día a día uno se da cuenta de la dimensión que tiene este tipo de proyectos para la sociedad y el país”, explicó a LM Neuquén.

El satélite fue diseñado para aportar datos únicos para el aumento de la productividad y la competitividad; generar mapas de humedad del suelo diariamente, con resolución espacial y área de cobertura disponibles por primera vez en Argentina y en el mundo. Así, producirá imágenes para el agro y gestión de emergencias hídricas y vigilancia en el mar Argentino.

Desde su puesto como técnica en la gerencia de observación de la tierra para la misión Saocom, a partir de los datos que arroja el satélite Romina trabaja en “aplicaciones relacionadas con la tierra como la fusión de nieve, los glaciares, procesos de remoción en masa, deslizamientos y monitoreo del océano”, describió.

P12-F01B-NQN(SCE_ID=456056).jpg

Me provocó mucha emoción el lanzamiento porque en el día a día uno no se da cuenta de la dimensión que tiene este tipo de proyectos para la sociedad y el país”.

Comentó que mientras estudiaba el secundario en el CPEM 8 de Plottier se interesó en “las cuestiones de la Tierra” y era fanática de la fotografía, por eso no se perdía ninguna de las ediciones de la National Geographic.

Además, desplegaba su talento en el básquet jugando en los equipos femeninos de Centro Español y del Club Plottier. “Pero sabía que mi futuro no estaba en el deporte sino estudiando las cosas de la ciencia, de la tierra”, subrayó.

Contó con orgullo que toda la licenciatura de Geografía la hizo trabajando para solventar la carrera, primero en la Municipalidad de Plottier y luego en una empresa que hacía estudios ambientales para el sector petrolero. Uno de los momentos más destacados como universitaria fue el proyecto “Neuquén desde el satélite”, dirigido por el profesor Bertani, del que formó parte con otros estudiantes. “La propuesta consistió en la elaboración y publicación de un atlas de imágenes satelitales para mostrar la rica y variada diversidad paisajística de la provincia desde una nueva perspectiva”, contó.

Cuando en 2005 visitó la CONAE en Córdoba, supo de unas becas para realizar estudios de especialización en Italia. “Pasé de tener la experiencia de ese proyecto del atlas en la universidad a hacer investigaciones en Italia que me permitieron formarme en el tratamiento de la información satelital de la tecnología de radar”, sostuvo esta mujer de 42 años.

En 2009 estuvo seis meses en Roma estudiando anomalías térmicas en el mar Adriático con datos satelitales hiperespectrales y dos años después en la ciudad de Bolzano estudiando metodologías para detección de nieve de fusión con datos de radar, la tecnología que usa el satélite Saocom.

En septiembre de 2012 presentó la tesis para la maestría en la CONAE, cuyo tema fue estimación de la humedad superficial del suelo mediante el uso combinado de modelos electromagnéticos y el enfoque bayesiano. “Mi tesis gustó porque era un tema estratégico para la misión Saocom y me quedé trabajando en el desarrollo de aplicaciones y productos en base a datos de radar para el estudio y monitoreo del medioambiente que posibiliten la detección de objetos en el mar, como manchas de petróleo o barcos ilegales”.

Romina se emociona al hablar de sus padres, Nora y Ricardo, y de sus tres hermanas. “Mi mamá también soñó con estudiar geografía pero justo la agarró el tiempo de la dictadura militar y abandonó. Ellos están orgullosos de que yo haya seguido la carrera y que esté viviendo y trabajando en esto”.

Entre el CPEM 8 y el básquet

Luego de que se conociera que Romina Solorza integró el grupo de profesionales que trabajó en el lanzamiento del satélite, el Club Social y Deportivo Plottier expresó su orgullo en su página de Facebook: “Entre los científicos que son parte del proyecto está nuestra jugadora Romina Solorza, quien junto a su familia son parte del club”. En la charla con LMN, Romina recordó: “Mi vida transcurría en el CPEM 8 donde hacía el secundario y el club donde iba a entrenar tres veces por semana y los fines de semana competía en la liga femenina regional. Antes de irme a Córdoba, jugué en Centro Español”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.6153846153846% Me interesa
89.230769230769% Me gusta
0.76923076923077% Me da igual
3.0769230769231% Me aburre
2.3076923076923% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario