La goleadora de Confluencia que de chica pedía que le regalen pelotas

Ornella Olave. Tiene 20 años, estudia Psicología y juega fútbol femenino en los equipos Las Auténticas y Club Social y Deportivo Confluencia.

Con 12 tantos se consagró goleadora de la Liga Municipal de Fútbol Femenino que finalizó hace dos semanas. En el torneo del año pasado hizo 11 goles.

Hincha de River Plate, desde muy chica acompañaba a sus hermanos mayores a jugar al fútbol.


Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar


"Mamá, ¿me comprás una pelota de fútbol?", era el pedido que con más frecuencia escuchaba la madre de parte de Ornella Olave, que por entonces tenía 10 años. Una vez concedida la demanda y con la felicidad a cuestas, la chica encaraba junto con sus dos hermanos, Pablo y Sebastián, para las canchitas de fútbol en el barrio El Progreso, donde comenzó a perfeccionar su gambeta y su pegada de derecha sorprendiendo a los propios pibes que empezaron a admirarla y a respetarla cuando la enfrentaban.

"Siempre fui re futbolera. Es mi pasión. Quizás porque siempre anduve con mis dos hermanos varones que también jugaban al fútbol, entonces me prendía en los partidos a los que ellos iban. En la escuela primaria también jugaba con mis compañeras", confiesa Ornella con una amplia sonrisa en su humilde casa de la calle Pérez Novella al 2700 donde vive con su madre, su abuela y sus dos hermanos.

Cuenta que siempre le gustó practicar deportes: también se animó al básquet, al vóley y al handball, entre otros. Pero recién hace cuatro años atrás, cuando estaba terminando el colegio secundario en la EPET 14, Ornella encontró la posibilidad de desplegar en una cancha su pasión por el fútbol. "Hablando con una chica que iba a la EPET 8 y jugaba fútbol 5, le dije que me gustaba jugar y me invitó a integrar su equipo", recuerda. De esta manera, Ornella se integró al equipo Moulin Rouge, nombre que hacía honor al famoso cabaret parisino.

Muchas mujeres se prendieron al fútbol femenino, pero no todas lo hacen porque saben jugar sino porque quieren hacer un deporte nuevo".

Por aquel entonces, la ciudad ya comenzaba a reflejar lo que también sucedía en otras partes del país en cuanto a que cada vez eran más las mujeres que jugaban y se anotaban en torneos de fútbol 5 para divertirse dentro de una cancha, y que los jueguitos, los lujos, los goles y atajadas no eran exclusividad de los hombres.

"En ese tiempo se inició este fenómeno del fútbol femenino que ahora explotó de manera impresionante ya que hay torneos en todos lados", dice Ornella, hincha de River Plate y quien tiene como ídolo a Marcelo Gallardo.

A la hora de ubicarse en la cancha, Ornella prefirió colocarse "adelante". "Arranqué como delantera y en ese puesto quedé. Me gusta salir desde el medio, así como un enganche, ir por todos lados de la cancha, acompañar a la chica que lleva la pelota, tocar y hacerle el dos-uno a la defensora contraria y llegar al área", describe.

Luego de Moulin Rouge, Ornella se integró al equipo Las Auténticas que participa de la Liga Municipal de Fútbol Femenino. Se sentía a sus anchas en las canchas de fútbol 5 y 8, y se convirtió en una de las goleadoras del equipo. Un día, su amiga Teresa le planteó la idea de jugar en cancha de 11 para el Club Social y Deportivo Confluencia, que compite en la Liga Femenina de Lifune.

"Al principio me asustó un poco esto de jugar en cancha grande pero con el tiempo me acostumbré", precisa la joven, quien resalta que entrenan dos veces por semana y los sábados juega para Las Auténticas y los domingos para Confluencia.

"Las chicas somos muy solidarias cuando jugamos al fútbol, somos de apoyarnos y alentarnos mucho entre nosotras, tanto las que están jugando como las que son suplentes. El fútbol es muy lindo para compartir porque al ser un juego en equipo te lleva a ser más unidas, a tirar todas para adelante. Más que compañeras somos amigas, nos juntamos en el tercer tiempo y también organizamos para salir", reflexiona. Y agrega que, cuando salen, "también las mujeres hablan de fútbol".

Los días de Ornella se dividen entre los estudios de Psicología en la Universidad Nacional del Comahue, el cuidado de sus diez sobrinos y los entrenamientos y partidos con Las Auténticas y Confluencia. "Ni pienso dejar el fútbol, me gusta mucho y está buenísimo hacerlo en un club como Confluencia, donde todos ponen el hombro para salir adelante en un barrio donde los jóvenes viven situaciones muy complicadas, y el fútbol se ofrece para ellos como una vía de escape", señala.
El fin de semana pasado, Ornella se consagró goleadora del certamen de la Liga Municipal de Fútbol Femenino, por sus 12 goles en el torneo. "Muchos de esos goles se los debo a mi amiga Teresa; ella siempre me busca y es la gran asistidora", asegura.

"Muy buena jugadora y gran compañera"

"Como jugadora es muy buena, se destaca en su juego y es una excelente compañera, siempre atenta para ayudar a las chicas", definió a Ornella Olave la delegada y también jugadora de Las Auténticas y Confluencia, Mirta Carinao.

Resaltó las cualidades futbolísticas de Ornella, quien el año pasado también se consagró goleadora con 11 tantos en el torneo de fútbol femenino.

"Lo hermoso de todo esto es la pasión y el esfuerzo que le ponen las chicas, algunas de ellas son madres, para salir de la rutina y practicar este deporte", concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído