La hora negra de las pymes

Mientras las operadoras diseñan con Alberto la política petrolera, las empresas locales están asfixiadas.

Las pymes neuquinas, relacionadas con la actividad hidrocarburífera, están en su hora más negra. Con poco trabajo en los yacimientos (algunos de mantenimiento) y tareas mínimas sin proyección por el parate en los desarrollos masivos de las operadoras, hoy son las que más buscan señales en esta nueva etapa con el gobierno de Alberto Fernández. Se sabe que la actividad hidrocarburífera es cíclica y que históricamente hubo crisis y estancamiento. Pero la discusión macro en el país, y que resuena en Neuquén, es la siguiente. ¿Habrá una política que subsidie al shale? Al parecer, algo se trae entre manos el gobierno nacional, pero aún no tiene forma la nueva Ley de Hidrocarburos que se discutirá en el Congreso. Una señal para los inversores (la mayoría socio de YPF o multinacionales que revisan sus planes de desarrollo en las concesiones no convencionales), que pedían a gritos el poder girar utilidades al exterior. “¿Quién va a poner un peso si no podés disponer de tu propio dinero?”, es una de las preguntas que se hacen siempre en el sector empresarial. La respuesta de Fernández llegó con la comunicación 6869 “A” del Banco Central, que, en resumen, permite girar divisas en un 30% de lo que se invierte en el país. Por ahora es una señal fuerte, pero al parecer no suficiente para calmar el clima, aún con la inestabilidad macroeconómica que tiene la Argentina. A su vez, se habla de un plan integral (con el ministro de Energía Sergio Lanziani) para desarrollar la industria por fuera de Vaca Muerta -yacimientos convencionales, principalmente asentados en Chubut, como Cerro Dragón-.

Pero, al calor de esta discusión, hay pymes que aún no pueden cobrar. Que peligran en el pago de sueldos y con un futuro que sigue siendo negro.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído