La industria se prepara para un barril a u$s 50

Ajuste general. Referentes de las petroleras indicaron que buscan adaptar la actividad a los precios bajos a mediano plazo. La apuesta al gas y la puja con los gremios y las contratistas son las claves del negocio para los próximos años.

La industria petrolera local atraviesa una tensa transición en la adaptación a la era de los bajos precios del crudo, aunque corre con la ventaja de la brusca devaluación de diciembre y de un barril mucho más alto que el internacional. Sin embargo, todas las previsiones indican que habrá que convivir con ese escenario durante los próximos cinco años y las compañías realizan ajustes para incrementar la rentabilidad.

Ayer, referentes de petroleras que operan en el país coincidieron que deberán reconfigurarse para ser "sustentables" con un precio del barril de crudo menor a 50 dólares en el mediano plazo, a la vez que respaldaron las políticas del gobierno nacional, que incrementó los precios del gas en boca de pozo a partir de este mes.

Daniel González, director financiero de YPF, admitió que en la compañía se preparan "para un precio de crudo bajo, en el rango de 50 a 60 dólares. El desafío es ser sustentables en esos niveles, rentables con precios del petróleo más bajos que en años anteriores", comentó al exponer en el panel "Buscando energía bajo nuevos paradigmas" organizado por la agencia de noticias Bloomberg en el Museo Nacional de Arte Decorativo de la ciudad de Buenos Aires.

Tal como ya se informó, este año la compañía bajo control estatal ajustará un 25 por ciento sus inversiones. El directivo ratificó que para el 2016 "estará en los 4500 millones de dólares. No veo a YPF invirtiendo en el orden de los 6000 millones (como en 2015), al menos no en el corto plazo. La prioridad es tener una estructura de capital sólida".

González agregó que "el acceso al financiamiento no ha sido un obstáculo estos años, pero el costo ha sido más alto. Hemos accedido una o dos veces por año en los últimos dos años. Nunca pudimos pagar menos de 8,5 por ciento, pero tampoco pagamos más de 9".

Para 2016 "el financiamiento está hecho, vamos a seguir financiándonos en el mercado local. Se puede emitir grande en el mercado internacional, pero ya lo hicimos, con 1000 millones", recordó. Y afirmó que "este año ya se emitió lo que se necesitaba" y que el año que viene volverán y esperan que con tasas más bajas.

Danny Massacese, jefe de operaciones de Pan American Energy (PAE), aseguró que la compañía "busca mejorar los índices de productividad y la eficiencia, un driver importante para el negocio". "Alineamos a la gran mayoría de nuestros contratistas en torno a la productividad, con un ahorro del 30% de los costos en Comodoro Rivadavia", agregó.

"Pero no es sólo eficiencia, es eso, buenos precios y buenas relaciones con los contratistas y los sindicatos", dijo en relación con la puja que desde el año pasado se desató en las cuencas petroleras.

Además, consideró que "la industria internacional no se soporta con un barril a menos de 40, 45 dólares. Se llegó a un piso y el precio que veremos será de unos 50 dólares por barril. La industria tiene que ser sostenible y sustentable con esos precios, desarrollar el potencial con esos valores".
En cuanto a las inversiones para este año, Massacese remarcó que la empresa de los hermanos Bulgheroni, será más "cauta", y que desembolsará unos "1400 millones de dólares. Nuestra principal operación está en Cerro Dragón, esperamos perforar 200 pozos".

Marcelo Mindlin, CEO de Pampa Energía, consideró "positivos" los cambios en el sector, porque se busca "normalizarlo. No hay que cambiar nada, hay que implementar lo que dice la ley. Se dieron aumentos transitorios en las tarifas, pero también habrá revisiones integrales en el segundo semestre, que son cruciales".

El empresario, que negocia la compra de los activos de Petrobras Argentina, sostuvo que "la madre de todas las batallas del sector energético se juega en la producción de gas", y afirmó que "es donde los empresarios se tienen que jugar e invertir".

Daniel Redondo, secretario de Planeamiento Estratégico del Ministerio de Energía y Minería, indicó que en los primeros meses del gobierno de Cambiemos han tratado de "acomodarse" a un ministerio en el que encontraron una situación "peor" de la que imaginaban: "instituciones que no funcionaban, como en ENRE y en el Enargas, precios alejados de los costos y con inversiones que prácticamente no se habían realizado en los últimos 10 años".

"El panorama encontrado no fue el que hubiéramos querido. En estos 100 días se trató de poner en marcha un esquema de funcionamiento para que el sector sea normal. Esperamos superar los problemas de generación y distribución de la energía en los próximos dos años", comentó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído