El clima en Neuquén

icon
16° Temp
91% Hum
La Mañana norma

La inflación contaminante

La ley de envases tiene un objetivo defendible como la ecología, pero choca contra un gran problema.

El oficialismo nacional busca apurar, no sin grandes obstáculos, la aprobación de la ley de envases en Diputados antes de que, a partir del 10 de diciembre, la Cámara Baja le resulte más adversa aún.

Con esta norma, el Gobierno pretende promover la gestión de los envases en todo el territorio nacional, prevenir y reducir su impacto sobre el ambiente y en la salud de las personas, y promover la responsabilidad de las y los productores en la gestión.

Te puede interesar...

Pero el aspecto más polémico de la iniciativa es la aplicación de una tasa del 3% que las empresas deberán abonar para promover que las fábricas que producen los envases los hagan con material reciclado o retornables.

El escollo más grande lo encuentran en la oposición liderada por Juntos por el Cambio. Ese espacio político considera que la tasa constituye un “impuestazo” que encarecerá todavía más los precios, especialmente en productos de consumo masivo.

Originalmente, la norma parecía encaminada a conseguir una aprobación tranquila hasta que emergió con fuerza el lobby de algunas asociaciones empresarias, como la Cámara Argentina de Estados Unidos (Amcham), que defiende los intereses de los fabricantes norteamericanos de envases que se usan en el país.

La industria farmacéutica también se opuso a la ley de envases que, según cálculos provisionales, permitiría al Gobierno recaudar $426 mil millones.

El objetivo ecológico de la norma no estaría en discusión, sin embargo, la cada vez más incontrolable tensión inflacionaria pone en evidencia que antes es preciso hallar una solución de fondo a uno de los problemas más acuciantes que se padecen en el país.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario