La joya: un área que vive el gas

Es La Calera. Pluspetrol empezó con dos de los 10 pozos del plan de inversiones. No sacarán el fluido hasta que TGS termine un gasoducto central.

Adriano Calalesina

adrianoc@lmneuquen.com.ar

La Calera, ese yacimiento que por ahora es un misterio bien guardado en medio de la ascendente producción de shale gas en Vaca Muerta, empezó a pleno su etapa piloto con la perforación de dos pozos no convencionales.

El área representa una de las joyas que Pluspetrol SA, en sociedad con YPF, adquirió para sacarle brillo en un futuro; mientras, el yacimiento tiene en carpeta hacer toda la infraestructura de gasoductos, en una zona muy compleja y de difícil acceso.

Te puede interesar...

La empresa entró en el programa de estímulo del Plan Gas, con un precio diferencial del millón de BTU descendente de 7,5 a 6 dólares, hasta 2021; pero por ahora no podrá hacer ventas hasta que no estén terminados los ductos para sacar el gas que quedará entrampado en los pozos que tiene en los proyectos.

Tampoco el gobierno provincial recibirá regalías en este tiempo, donde la compañía estará en una fase de exploración y perforación. Obtendrá el 12% de la producción del yacimiento.

En La Calera está todo por hacer en estos meses. La operadora ya comenzó a levantar dos de los diez equipos que va a instalar en tres años, plazo en el que se comprometió a invertir 180 millones de dólares. Legalmente, la ampliación de esta concesión (que antes pertenecía a Apache) comenzó el 1° de abril de 2017 y se extenderá por cinco años, a pesar de que tiene tres para apostar fuerte a los pozos horizontales.

El problema actual del área es que no cuenta con la infraestructura necesaria, a pesar de que está en la zona caliente de Vaca Muerta, donde se concentran los yacimientos más ricos y mejor conectados.

Se espera que dentro del yacimiento pase el nuevo ducto que construirá Transportadora Gas del Sur (TGS), que demandará una inversión de 250 millones de dólares y que atravesará otras 15 áreas más además de La Calera. Esa obra será la señal que le permitirá a Pluspetrol SA poder sacar el gas que por ahora va a quedar sellado en los pozos mientras se aceleran las inversiones con el plan de perforación.

“El gas va a quedar entrampado por ahora, se harán las perforaciones hasta que se puedan conectar con los gasoductos, mientras tanto, los pozos van a quedar sellados”, explicaron fuentes del sector a +e.

La compañía tiene que hacer diez pozos horizontales de aproximadamente 2000 metros y 25 etapas en la formación Vaca Muerta, según el último decreto 1834/18 firmado por el gobernador Omar Gutiérrez el 23 de octubre. En el mismo, oficialmente el gobierno neuquino le concede por 35 años el área a Pluspetrol SA-YPF.

Si los resultados están dentro de los planes de rentabilidad, la operadora podría extender la inversión a 450 millones de dólares con otros 35 pozos más y el desarrollo de la infraestructura asociada. Se trata de toda la logística de gasoductos internos y una planta de tratamiento con capacidad de sacar dos millones de metros cúbicos diarios (MMm³) de ese fluido. El yacimiento apunta en un 90% a la producción de gas no convencional, aunque también hay petróleo.

La Calera se encuentra en un punto estratégico de Vaca Muerta, donde la construcción del gasoducto principal de TGS acelerará la decisión de la operadora para pasar del piloto a la fase de desarrollo masivo. Se trata de costos y conectividad para poder sacar más gas del yacimiento.

Es una zona de acceso complejo en los caminos internos, de 230,12 km² en forma de rectángulo, entre los yacimientos Aguada Pichana Este, Bajada del Añelo, Loma Campana, La Ribera bloque I y Bajada de la Arena, la denominada “zona caliente”.

El área es como una joya bien guardada. Un plazo fijo que rendirá en pocos años más en la industria de la cuenca neuquina.

Claves. El paso hacia el no convencional

1) Pluspetrol e YPF se hicieron cargo de La Calera mediante una ampliación de la concesión anterior. Lo hicieron a través del decreto 1834/18 del 23 de octubre. Se aprobó ampliar la concesión por 35 años a esa sociedad de empresas. Antes, en 2009, con la renegociación de los contratos petroleros, el área estaba a cargo de la empresa Apache. El decreto aprueba el acta acuerdo de inversiones que las empresas firmaron el 14 de septiembre de este año.

2) Un compromiso por el pago de regalías reclamadas y responsabilidad social. Las empresas hicieron un pago por única vez de u$s 9.240.000, y en concepto de Responsabilidad Social Empresaria abonaron u$s 4.500.000. También pagaron u$s 1.260.000 de Impuesto de Sellos. YPF cumplió, además, con un pago en concepto de Regalías y Canon Extraordinario de Producción de Petróleo del área por la suma total de $2.095.142, oportunamente. No obstante, quedó pendiente un tema de Servidumbres e Indemnizaciones por instalaciones en lotes fiscales donde persiste un reclamo administrativo.

3) Una apuesta a ejecutar el plan de inversiones a cinco años con objetivos. Pluspetrol tiene el compromiso de perforar 10 pozos de rama horizontal (más eficientes) de unos 2500 metros, en tres años. Una vez logrado el objetivo, podrá pensar en un desarrollo masivo del área con una meta de 35 pozos más.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído