El clima en Neuquén

icon
17° Temp
50% Hum
La Mañana joyería

La joyería neuquina con más de 50 años de antigüedad

El Municipio capitalino reconoció a uno de los comercios más antiguos de la ciudad.

En el marco de un acto muy emotivo un nuevo comercio recibió este jueves por la mañana una placa de reconocimiento a los años de trayectoria comercial en esta ciudad. Se trata de la joyería y relojería Fil-Mar ubicada en calle Roca 61, atendida por sus propios dueños desde hace más de 50 años.

El intendente Mariano Gaido participó del homenaje, y tras felicitar a los propietarios del local fue el encargado de entregar un certificado en alusión al reconocimiento de la trayectoria.

Te puede interesar...

Por su parte, Gerardo Gutiérrez, responsable de Promoción de Actividades Públicas y Relaciones Institucionales, dijo que “para nosotros, en nombre de los vecinos y las vecinas es una gran alegría poder realizar este reconocimiento a quienes son parte de nuestra historia”.

“Es gracias a comerciantes como ellos, que cumplieron más de 50 años de trayectoria, que hoy tenemos el Neuquén que tenemos. Es fundamental saber de dónde venimos y hacia dónde queremos ir”, aseguró Gutiérrez.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FMarianoGaidoOk%2Fstatus%2F1367495344922234883

Más de 50 años

Cabe recordar que esta iniciativa de reconocer a los comercios que cumplen más de medio siglo en la ciudad fue presentado por el concejal Camilo Echevarría y tomó fuerza con el apoyo del intendente Mariano Gaido que articuló el trabajo entre distintas áreas del municipio para la redacción de una ordenanza.

Arturo Enrique Filipponi, propietario de la joyería y relojería Fil-Mar, expresó: “Estoy muy feliz porque son muchos años que estamos acá, luchando y siempre lo hacemos con ganas de seguir adelante”.

“Cuando comenzamos con el negocio mi mamá se quedaba cuidando el local, tejía mientras esperaba que nosotros, mi esposa y yo, finalizásemos nuestros distintos trabajos. Mi esposa trabajaba en el banco y yo era maquinista hasta que tuve que renunciar a esa pasión que lo sigue siendo, el ferrocarril”, contó muy emocionado Filipponi.

«Trabajamos acá muy felices. Vamos vendiendo nuestros productos de generación en generación a los padres, abuelos y nietos”, describió el comerciante.

Por su parte Marta Rodríguez, esposa de Filipponi y propietaria de Fil-Mar, aseguró que “nuestros clientes son casi amigos ya que gracias a ellos hemos logrado todo esto que tenemos hoy. Nosotros trabajamos con honestidad y seriedad. Es muy emotivo este reconocimiento por parte del municipio”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

1.8433179723502% Me interesa
88.018433179724% Me gusta
2.7649769585253% Me da igual
2.7649769585253% Me aburre
4.6082949308756% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario