La megaobra de un teatro que sigue dando sombra

Hace 5 años se canceló la construcción del complejo de Sosunc.

Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- La finalización de las obras de construcción del Teatro Universitario de Sosunc no es una prioridad para los responsables de la obra social de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo). Así lo expresaron los integrantes del Consejo Directivo del Servicio de la obra social de la universidad a LM Neuquén.

La obra fue cancelada a fines de 2010 por Sosunc antes de su inauguración, que había sido anunciada para el 2011, con la mayor parte de la construcción casi finalizada. Según estimaron, la inversión aquel entonces fue de más de 25 millones de pesos.

Cuando la actual gestión se hizo cargo de la obra social, en octubre de 2011, se realizó un relevamiento de la obra. "En ese momento se encontraron muchos problemas edilicios desde las puertas del baño que chocaban con los sanitarios, hasta dificultades para acceder a camarines desde el escenario, entre otros inconvenientes", precisó Mónica Guzmán, presidenta del Consejo Directivo de Sosunc.

La anterior gestión de Sosunc había considerado que el teatro no sólo era la oportunidad de generar un espacio más para la cultura en la ciudad, sino también la posibilidad de contar con una nueva fuente de ingresos. Las autoridades de aquel entonces iniciaron la construcción del teatro con unos ahorros que habían podido conseguir desde el año 2004. "Creemos que la obra social está dedicada a cuidar la salud de los afiliados, y pensar en una cuestión de cultura ayuda al beneficio de la salud", argumentó por aquel entonces la presidenta, Elda Michelli.

Las autoridades de Sosunc aclararon que en la actualidad no cuentan con los recursos económicos para reactivar y finalizar el teatro. "Hemos realizado varios intentos para reanudar este proyecto. Hemos estado en contacto con el Municipio, con el gobierno provincial e incluso con privados", sostuvo Pedro Barreiro, vicepresidente del Consejo. Guzmán aclaró que la preocupación primordial de la obra social es contar con los recursos necesarios para cubrir las necesidades de salud de los asociados. "Tenemos unos 4000 afiliados activos y 8500 familiares", agregó.

En ese sentido, precisó Barreiro que la gestión actual "hoy por hoy está lejos de pensar en contar con un teatro". "Encima con los aumentos y las presiones que tenemos de los prestadores, es imposible pensar en reactivar la obra. Hoy eso es imposible", subrayó. "No tenemos ninguna crítica para hacerle a la gestión anterior que desarrolló esta iniciativa en terrenos que le pertenecen a la universidad".
Aseguraron que no tienen previsto tomar ninguna decisión sin conocer con anterioridad la "factibilidad" del teatro. "Supongamos que se terminen las obras de modificación y terminación con la instalación de todos los servicios de calefacción, agua y electricidad. No sabemos si como obra social podríamos mantener semejante edificación en funcionamiento y disponer de un cronograma de actividades de importancia para hacerlo redituable", concluyeron.

El dramaturgo que se quedó sin estreno

"Como hombre de teatro, me duele, es una gran frustración", dijo el dramaturgo Alejandro Finzi sobre el teatro que quedó semiconstruido en Avenida Argentina al 1200.

Señaló que poco antes de terminar la obra faltaban alrededor de 15 millones de pesos: "Ahora no sé cuánto será con todo este tiempo que pasó". Sin embargo, sostuvo que hubo buena predisposición de las autoridades de Cultura del anterior gobierno nacional, "pero finalmente no pudo concretarse nada y quedó ahí, sin terminar".

Precisamente estaba previsto que Finzi inaugurara el teatro de Sosunc con la obra Grieta de luna llena o aventuras en la Isla 132. "Fue muy doloroso no poder concretar ese estreno, este teatro era un proyecto muy atractivo no sólo para la comunidad universitaria, sino para los neuquinos. Corrió la misma suerte que el Centro de Espectáculos en Cipolletti, que aún no se terminó y está paralizado desde hace más de cuatro años", explicó el destacado escritor neuquino.

Finzi fue pesimista en que la obra pueda concluirse en algún momento, "dada la compleja y difícil situación de la universidad actualmente, que está pensando cómo pagar la luz y el gas". "Me causa mucha pena", concluyó.

Características de edificación únicas

El Teatro Universitario de Sosunc se proyectaba, por sus características de edificación, como el único teatro lírico de la Argentina. Incluso se habían contratado expertos a cargo de la remodelación del teatro Colón. La obra edilicia tiene 2116 metros cuadrados y contaba con 8 metros de altura y 500 butacas (que en la actualidad están arrumbadas en un rincón), amplios y cómodos camarines y un foso para las orquestas musicales. Las tablas construidas para el teatro tenían 14 metros de largo por 14 de ancho, y una altura de 1,10 metros sobre el nivel de la platea. Se había previsto un sector de platea baja y un pullman. Este complejo cultural ofrecía enormes posibilidades acústicas y estéticas, "hoy sólo da sombra", como afirmó uno de los integrantes del Consejo Directivo de Sosunc.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído