La mesa de póker del MPN

El partido provincial prevé otro gran acto en Zapala. Esa convocatoria arroja claves camino al 2019.

El primero de septiembre el MPN hará otra demostración de fuerza. Será una como casi nadie puede hacer en esta provincia. El acto será en Zapala. El pretexto: la asunción de nuevas autoridades del partido, luego de la interna en siete localidades y el consenso entre Omar Gutiérrez y Guillermo Pereyra para el control del partido.

El gobernador conservó su posición dominante (junto a Jorge Sapag) y el líder petrolero se garantizó la minoría que ya tenía. El vice de la discordia, Rolando Figueroa, amagó y no jugó. Hay una desproporción entre en la convocatoria y el acto formal de asunción con un marco sin antecedentes similares.

Te puede interesar...

Sólo lo explica el contexto. Será una formalidad, pero con olor a pelea de poder. Una vez más servirá para ver quiénes tienen los pies dentro y quiénes fuera del plato, toda vez que Figueroa profundiza la crítica, coquetea con el peronismo progre, se coloca en el lugar de la crítica al ajuste de Cambiemos, y trata de capitalizar un discurso que fuera del MPN tiene exponentes de variado tenor y raigambre partidaria.

El vice no fue a la interna del 12 de agosto: prefirió vaciarla, cuestionarla luego, y resguardarse para lo que viene, que de todos modos no es tan claro. ¿Dará la pelea en la interna de gobernador? ¿Va por todo? ¿Puede ir por todo o sólo busca una negociación que lo posicione a futuro? ¿Dará el portazo definitivo y jugará con otro sello?

Desde la otra vereda, el sector azul que llevó a Figueroa a la vicegobernación y lo dejó como un opositor dentro del gobierno, Omar Gutiérrez usará Zapala, también, para reafirmar una posición que afianza desde hace meses: dijo que asumirá desafíos electorales. Es decir, las cartas están sobre la mesa. Todavía no se sabe ni cuántos ni quiénes van a jugar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído