"La misión está cumplida, ahora me voy con la familia"

Jorge Sapag. El gobernador saliente dice que buscará ser un hombre de consulta. Afirma que los últimos seis meses fueron los más difíciles de sus ocho años de gestión.

Fernando Castro
fcastro@lmneuquen.com.ar

Francisco Carnese
carnesef@lmneuquen.com.ar

El gobernador Jorge Sapag cuenta los días. Le faltan dos y la lleva, dice, 2880 en sus dos mandatos. Se sienta en un cómodo sillón blanco de una amplia oficina de la residencia de la costa. Por las ventanas se entrevé el Limay y el verde de un amplio patio en el que da ganas de armar un picadito ahí nomás. Sapag, el gobernador que "inventó" el boom de los no convencionales en el país, casi que se despide. En ese trajín, asegura que no volverá a la Casa de Gobierno, que le bastó una charla con un hermano para definirlo. Anticipa que la fiebre de los no convencionales, su apuesta -y espera que también la de Mauricio Macri-, incluye novedades en lo inmediato. Y cuando se le pregunta por lo más difícil de todos estos años, dice que fueron los últimos seis meses, sin casi fondos para pagar los sueldos. "Cumplí con la misión. Ahora le toca a la familia. Pero siempre trabajando por la provincia, de la que quisiera ser un embajador", afirma.

¿Qué cuentas pendientes le quedan?
Creo que Chihuido I, que esperemos que el gobierno entrante la pueda finalizar. Y también algunas obras, como el hospital de San Martín, el de Zapala, el nuevo para la ciudad. Están todos los proyectos. Hay fondos nacionales que no nos están llegando. Tenemos una iliquidez en la Tesorería. Esperamos que el fallo de la Corte (sobre la coparticipación de las provincias) ayude a corregirlo, y permita avanzar con estas obras.

¿Y a favor, qué destaca?
Tomamos una provincia endeudada por el 80% del presupuesto. La dejamos con el 30%. Pusimos a andar GyP de Neuquén, que hoy cuesta mil millones de dólares, y en 10 años va a valer 15 veces más. Hay una pacificación de la provincia respecto de cuando nosotros asumimos. Es cierto, tenemos problemas de liquidez, pero tenemos miles de millones de pesos en acreencias (impositivas) y un futuro más que auspicioso con los recursos no convencionales.

—Usted se definió como un obrero de Scioli. ¿Y con Macri?
Yo dije que iba a ser un obrero de la Nación. Luego los periodistas pusieron obrero de Scioli. Quise decir que no especulaba con un cargo de alto rango. Y ahora lo mismo. Con Macri no teníamos algunas certezas respecto del rumbo del petróleo. Yo voy a ser un embajador de Neuquén. Como provincia vamos a apostar al éxito de Nación. Pero es fundamental que garanticen que las provincias tengan un buen precio para el gas y el petróleo. Tenemos anuncios muy importantes para hacer en materia de inversión. Los va a hacer Omar Gutiérrez. Son muy importantes, será el segundo piloto luego de Loma Campana.

¿Y a Macri cómo lo ve?
Quiero decir que es muy importante que Obama lo haya llamado a Macri, y que haya destacado la cuestión energética. Hay un fuerte interés de las empresas de América del Norte para invertir en argentina. Y por eso tenemos muchas expectativas por lo que puede venir.

¿Cuál fue el momento más difícil en sus ocho años de gobierno?
Los últimos seis meses fueron los más difíciles por las finanzas públicas. El 22 de septiembre, con los ingresos estancados, me dije 'Jorgito, hay que conseguir 4000 millones de pesos'. El viernes pasado me encomendé a la virgen para que no pasara nada con los 113 millones de dólares (de la última colocación de bonos) por si los fondos buitre hacían algo en el camino. Fueron momentos de muchas dificultades, con una situación que nos impidió colocar bonos y obtener los recursos que esperábamos.

¿Cómo cree que será el gobierno de Gutiérrez?
Tiene muy buenas condiciones personales, en capacidad, rectitud, transparencia. Hizo una excelente gestión en el BPN, fue muy buen ministro. Conoce el Estado y se templó en muchas adversidades. Creo que va a ser mejor gobernador que yo. Le gusta la gestión y tiene vocación de diálogo.

—¿Piensa volver a la Gobernación algún día?
Quiero que Omar Gutiérrez se fortalezca. Me siento honrado y agradecido por haber sido dos veces gobernador. Mi misión está cumplida, ahora me voy con mis seres queridos. Mi hermano Carlos, poco antes de su fallecimiento, me dijo algo que me hizo ver las cosas de un modo distinto: "Medí los tiempos, yo daría todo lo que tengo para estar un mes, dos, o un año más con la familia". Eso me ayudó a calibrar algunas cosas. Hoy veo que mi familia está feliz porque voy a tener más tiempo.
Voy a ser el mismo de siempre, yendo por todos lados trabajando por la provincia.

El partido provincial
Cómo sigue su rol en el MPN

"Las decisiones ejecutivas las tienen que tomar las autoridades que fueron electas", dijo Sapag ante la consulta de qué rol tendrá al frente de la lista Azul, la que representa a su sector interno en el partido. "Yo quiero ser una persona de referencia, de consulta. Voy a estar disponible para que le vaya bien al MPN y a la provincia. El gobernador manifestó que tiene buena relación con algunos de los ministros de Macri: "Conozco a algunos de los ministros. Por supuesto que estamos disponibles para consulta. Si necesitan opinión por Chihuido, si necesitan una opinión sobre las empresas que vienen a invertir, también estaremos", afirmó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído