El clima en Neuquén

icon
Temp
73% Hum
La Mañana servicios

La neuquinidad y el peaje doble en los servicios de luz y gas 

Algo no cierra. Los mensajes proselitistas se desactualizaron o los intereses son tan fuertes que obligan a "mejor no hablar de ciertas cosas". Pequeña crónica de cómo pagamos luz y gas más caros siendo la provincia de mayor producción. 

Mientras los sectores internos del MPN se organizan para encarar el tramo final previo a las internas abiertas en la que elegirán al candidato a gobernador y demás integrante de una lista que colgará 700 nombres, entre candidatos titulares y suplentes de distinta índole; en Neuquén suceden situaciones que sorprenden. O mejor dicho el común de la gente se desayuna de cuestiones que parecen un chiste más que el dictado de la realidad.

Hace más de 30 días el oficialismo provincial inició una cruzada, ante el gobierno nacional, en favor de la restitución de los beneficios de la Tarifa Comahue que redundaría en que los usuarios del servicio eléctrico de las provincias de Neuquén y Río Negro obtuvieran un trato preferencial en los costos del consumo por ser habitantes de la zona generadora de dicha energía.

Te puede interesar...

Fueron el vicegobernador, Marcos Koopmann, y el presidente de CALF, quienes comenzaron con la predica que ha llegado hasta el mismo Congreso de la Nación. Así fue como nos enteramos que, actualmente, los usuarios de la región abonamos la energía mas cara del país porque, entre otros argumentos, a las distribuidoras locales se les cobra un ítem de transporte de recorrido desde Buenos Aires hasta nuestra región.

calf tarifa social.jpg

Hablando en criollo, para que lo entendiéramos, desde CALF y desde Presidencia de la Legislatura neuquina; explicaron que “en nuestras represas se genera la energía se la envía al resto del país y en la distribución en el Sistema Interconectado Nacional; desde Buenos Aires esa misma energía es reenviada nuevamente a las provincias de Neuquén y Río Negro, para su redistribución domiciliaria”. Suena a chiste, pero no lo es. Así funciona el actual sistema.

Además, tenemos que indicar que, de un negocio mensual, “multimillonario” a la provincia de Neuquén le ingresan, en concepto de coparticipación de dicho negocio, tan solo 30 millones de pesos mensuales. A esta altura, para el común de los vecinos, el chiste se transforma en una broma de muy mal gusto.

Las concesiones de las empresas que operan las represas hidroeléctricas vencen este año. Habrá que ver si la dirigencia regional avanza en la intención de tener mayor control sobre las represas y si se convierten en jugadores de peso en el negocio hidroeléctrico, caso contrario seguirán siendo responsables de lo poca que llega y lo mucho que se va.

El gas y el doble peaje

Otro tema es el que sucede con la compra de Gas Licuado Propano (GLP) para abastecer a las localidades cordilleranas que no están conectadas a la red de gas natural. Esta mañana en una entrevista, durante el programa Linea Abierta, realizada al presidente de HiDeNeSA (Hidrocarburos de Neuquen Sociedad Anónima), Sergio Schroh; surgió el dato con respecto al consumo de GLP en las ciudades cordilleranas. Son 3 mil toneladas mensuales y se compran en la planta que está montada en Bahia Blanca.

La provincia de Neuquén, portadora de uno de los mayores reservorios gasíferos del mundo, en vez de adquirir el gas en Vaca Muerta; lo adquiere en una terminal que procesa el gas traído desde los yacimientos neuquinos a través de un ducto. En este caso el chiste sería que la provincia propietaria del recurso compra lo que produce a una empresa privada que montó una planta de refinado en otra región del país. Lo que pudimos averiguar es que la “ganga” se paga hasta cuatro veces más en concepto de carga y flete.

El inconveniente ocurrió ayer y Camuzzi Gas tomó intervención.

Aquí la broma se transforma de muy mal gusto cuando, entendidos en la materia, nos comentan que en Neuquén hay una empresa llamada MEGA que procesa gas en distintas versiones y que tiene capacidad suficiente como para poder proveer esas cuatro toneladas mensuales que demandan las ciudades cordilleranas.

Nos dicen también que una de las alternativas, mucho más económicas y ventajosas, sería el aprovechamiento de los miles de toneladas de gas que se ventea a diario.

Datos que surgieron durante los primeros días de la segunda semana de mayo. Que son parte de la realidad, que la dirigencia política esconde sin sonrojarse; mientras los bolsillos de los usuarios se desangran cada vez que llega la factura de consumo de electricidad o de gas. Dos chistes de muy mal gusto y que poco tienen de “neuquinidad”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario