El clima en Neuquén

icon
Temp
56% Hum
La Mañana Niebla

La "niebla densa" hace imposible el aterrizaje en Neuquén

El aeropuerto compró equipos en nuevos en 2018, pero sigue desviando vuelos.

Los dos vuelos desviados en estos últimos días, debido al denso banco de niebla en el aeropuerto de Neuquén, generó varias preguntas entre los operadoras, sobre todo en la incipiente “ola polar” que se pronostica durante la semana en la ciudad de Neuquén.

El problema no es tanto para el despegue de las aeronaves, sino para los aterrizajes que, por norma, tiene que haber al menos 1200 metros de visibilidad en la pista para que el aeropuerto Presidente Perón esté operable.

Te puede interesar...

Los meses de junio y julio son los más complejos debido a que las probabilidades de niebla hace que los vuelos salientes de la mañana a primera hora, estén en vilo por cuestiones climáticas. Pero mucho más los que aterrizan.

El aeropuerto cuenta desde 2018 con el Sistema de Aterrizaje Instrumental (ILS, Instrument Landing System en sus siglas en inglés) con un medidor de distancia hasta 1200 metros, que permite guiar hasta la pista al piloto.

Si bien técnicamente el aeropuerto no es operable con menos de esa visibilidad, la decisión final del aterrizaje es del piloto.

p03-f02-nqn 001.jpg

El tema era mucho más complejo antes de 2018 cuando se realizó la compra de ese sistema. El anterior ILS de Neuquén estaba fuera de servicio desde hace años, haciendo que la visibilidad mínima para operar en el aeropuerto fuera de 3400 metros. En esos años había el aeropuerto desviaba muchos vuelos y recién se habilitaba el aterrizaje una vez disipada la niebla, luego del mediodía.

El sistema de cartas de aproximación se habilita cuando la visibilidad en el aeropuerto es menor a los 5000 metros, pero no siempre está disponible en la pista. En algunas oportunidad, según se pudo conocer por LM Neuquén algún componente no está disponible y el aeropuerto no se habilita.

aeropuerto neuquen niebla.jpg

En cambio, para la maniobra de despegue el aeropuerto necesita tener 400 metros de visibilidad y el tema es más complejo, sobre todo en horas de la mañana, en los primeros vuelos que salen desde Neuquén hasta Aeroparque.

Los dos vuelos que debían arribar a la capital neuquina hace unos días debieron desviarse de rumbo, sin posibilidad de aterrizar. Uno de ellos fue de Aerolíneas Argentinas, que debió retornar al Aeropuerto de Ezeiza; mientras que uno de JetSmart fue desviado a Mendoza.

> Algunos puntos a tener en cuenta

Manda el clima

Más allá de que el aeropuerto se modernizó en 2018 con la instalación de un nuevo instrumental para aterrizar, la niebla densa jaquea ese sistema.

Aeronaves y reglas

No todos los aviones están habilitados para algún procedimiento de uso en el ILS, es por eso que algunos vuelos pueden desviarse en el caso de niebla.

Maniobra al límite

Si la visibilidad es menor a 1200 metros técnicamente el aeropuerto de Neuquén no tiene procedimientos disponibles, por lo que el piloto no debería poder aterrizar.

> El sistema fue renovado en 2018

El nuevo Sistema de Aterrizaje Instrumental de la cabecera 09 del Aeropuerto Presidente Perón, de la Ciudad de Neuquén, fue instalado en 2018, luego de varios años de reclamos debido a las cancelaciones constantes de vuelos y desvíos, por la presencia de bancos de niebla.

Los nuevos ILS incorporaron transmisores de señales DME, que son procesadas por receptores a bordo para informar a las tripulaciones en vuelo la distancia exacta que hay entre sus aeronaves y la pista de aterrizaje.

De acuerdo a la información de la Empra Argentina de Navegación Aérea (EANA), el anterior ILS de Neuquén estaba fuera de servicio desde hace años, “haciendo que la visibilidad mínima para operar en el aeropuerto fuera de 3400 metros. En esas condiciones, el 0,51% de los aterrizajes estuvieron afectados por una visibilidad de entre 3.400 metros y 1.300 metros”.

Demoras en el aeropuerto por niebla (3).jpg

“Este último valor es ahora el nuevo mínimo, por lo cual esa incidencia negativa en la operatividad del aeropuerto ha quedado resuelta. Además, la pendiente de planeo marcada por el ILS ha sido levemente modificada (de 2,7° a 3°), valor que se adapta mejor a la operación de los aviones de transporte”, se informó en ese entonces, cuando instalaron el sistema.

Las obras complementarias abarcaron la construcción de plataformas hormigonadas en donde se colocan las antenas (las de senda de planeo, ubicadas al costado de la pista, y las del localizador, que marca el eje de pista, detrás de una de las cabeceras) y las casetas donde se alojan los equipos transmisores con sus líneas de energía y transmisión de datos.

El nuevo sistema en la cabecera 09 de la pista está disponible cada vez que la visibilidad es menor a los 1200 metros en el aterrizaje.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario