La polémica suba de los taxis se quedó sin apoyo

La tarifa se calcula con el precio del gasoil local. Como bajó, pedían tener en cuenta el valor de Buenos Aires.

Neuquén.- En la última sesión ordinaria del año, el Concejo Deliberante de Neuquén intentó aprobar una nueva suba en la tarifa de los taxis. La iniciativa, presentada por el Sindicato de Peones de Taxis, no pudo ser discutida en el recinto, ya que no logró obtener la mayoría especial de las dos terceras partes que necesitaba para su tratamiento.

El proyecto buscaba reformar la ordenanza 12591, que establece cuándo se producen las subas de la tarifa y fijan el precio de referencia al valor del eurodiésel en la estación de servicio del Automóvil Club Argentino (ACA) de esta ciudad. La propuesta, que fue entregada en el Deliberante el 30 de noviembre pasado, pretendía modificar este último punto y fijarlo al del ACA de la Ciudad de Buenos Aires.
"Queremos rediscutir la tarifa. El último aumento fue hace un año y de tan sólo el 9 por ciento. Tenemos la tarifa más baja de la zona", afirmó Darío Grassi, titular de la Asociación Propietarios de Taxis.

Los usuarios se quejan del alto costo del servicio y sostienen que si el precio de referencia bajó más de un peso, esa reducción debería sentirse en la tarifa de los taxis, algo que no ocurre.

$12,85 saldrá la bajada de bandera desde el 2 de enero. El precio del eurodiésel en el ACA local es $12,50 el litro.

El último día del año todos los taxis deben contar con el sistema GPS, algo a lo que los dueños y los choferes se oponen. "No lo vamos a implementar bajo ningún punto de vista, a no ser que haya un consenso con el Ejecutivo", agregó Grassi, quien adelantó que analizan realizar un paro si desde el Municipio insisten en su colocación. El 3 de diciembre se movilizaron en protesta de la instalación del monitoreo satelital.

Ante esta situación es que desde el oficialismo en el Deliberante se trató de dar curso al proyecto de los propios peones para descomprimir el conflicto.

David Schlereth, presidente del Concejo Deliberante, entendió que era necesaria la modificación de la ordenanza, "cuyo espíritu original fue la de mantener un mecanismo de actualización, que hoy quedó fuera de contexto".

El jefe del bloque de NCN PRO, Francisco Sánchez, señaló que la intención del oficialismo fue la de "habilitar el debate y tratar de encontrar, entre todos, una metodología adecuada", porque entendían que era un "pedido razonable". Pero el MPN y Poder Ciudadano no estuvieron de acuerdo y la votación se abortó. "Volveremos a discutirlo en comisión cuando comiencen las sesiones el 15 de febrero", aclaró.

La misma postura fue la de Mercedes Lamarca, concejal de Libres del Sur. "Hay que volver a discutir un esquema de tarifas de precios para la ciudad. Atar el precio del taxi al gasoil de Buenos Aires no es la solución", sostuvo.

Desde el bloque unipersonal de Poder Ciudadano, Sebastián Gamarra explicó los motivos de su rechazo: "Creo que esto fue un intento de liberar la presión por la instalación de los GPS".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído