La Policía de Río compara su ciudad con el infierno

Las fuerzas de seguridad de la sede de los Juegos Olímpicos está olvidada por su Estado: tienen serios problemas con los sueldos. Y en un mes recibirán millones de turistas...

Río de janeiro

A menos de 40 días de los Juegos Olímpicos (comienzan el 5 de agosto), policías de Río de Janeiro protestaron ayer por el retraso en el pago de los salarios y la falta de insumos para trabajar, desde gasolina para las patrullas hasta papel higiénico. Por eso, unos 300 agentes de la policía civil, que ejerce funciones judiciales, marcharon vestidos de negro hasta la sede de la Asamblea Legislativa del Estado de Río, donde denunciaron el “abandono” que sufren por parte del Gobierno. “La prioridad de la Policía es la gente, la del Gobierno son los Juegos Olímpicos”, se podía leer en una de las pancartas de los manifestantes.

15.000 dólares por año es el salario base de un policía, muy poco para una ciudad insegura.

A su vez, un grupo de policías y bomberos se instaló en el aeropuerto con un cartel que decía en inglés: “Bienvenidos al infierno. Policías y bomberos no reciben su sueldo. Quien venga a Río de Janeiro no estará a salvo”.

El Gobierno central aprobó un auxilio de 850 millones de dólares para encarar la coyuntura, aunque resultaría insuficiente. Hay policías que el mes pasado sólo cobraron la mitad de su salario y, en otros casos, algunos no recibieron el pago de las horas extra en los últimos cinco meses.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído