¿La última gran chance?

El título sería el desquite para esta camada y el impulso para el Mundial. Otro golpe los alejaría de la Selección.

Acariciaron la gloria varias veces y siempre se quedaron con las manos vacías Leo Messi y esta “generación plateada”, como se autodefinen ellos en broma tras tantos subcampeonatos y ninguna corona. Reunieron los méritos para consagrarse pero, por esas cosas del fútbol, no lo lograron.

Resistidos por buena parte de los futboleros pero claramente los mejores en sus puestos –por eso continúan estando–, la Copa América de Brasil 2019 se presenta para ellos como una de las últimas grandes oportunidades para saldar la histórica cuenta pendiente y así tomarse desquite tras tantas buenas campañas como frustraciones con la celeste y blanca.

Te puede interesar...

Y el resultado puede resultar determinante para Messi, Agüero y Di María en el combinado albiceleste. Sacarse la espina sería el impulso que les falta para hacer un último intento por levantar la Copa del Mundo en Qatar 2022. ¿Pero qué pasará ante una nueva desilusión? ¿Resistirán otro doloroso traspié?

Cómo olvidar que después de perder la final ante Chile en la Copa América 2016, el propio Lio renunció a la Selección, resignado y desencantado por su sequía con la camiseta que más quiere. “Son cuatro finales, no es para mí. Lo busqué, lo intenté...”, declaró en su momento, angustiado y con el rostro demacrado. Luego volvió y sumó otro golpe en Rusia 2018. Y en una reciente entrevista, puso en suspenso su participación en el venidero Mundial... El interrogante también se hace extensivo al resto de los referentes del “club de amigos”, como algunos les llaman despectivamente por el grado de afinidad que tienen.

Se viene, entonces, un torneo clave para las figuras y el futuro de la Selección.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído