El clima en Neuquén

icon
18° Temp
35% Hum
La Mañana pez

La UNCo estudia el extraño pez luna que encalló en San Antonio

Se trata del gigante pez que llegó a la costa rionegrina y murió, llamando la atención de los investigadores.

Un gigantesco pez luna llegó a la costa de San Antonio Oeste días atrás y murió, llamando la atención de gran parte del equipo de investigación de Ciencias Marinas. Ahora, los profesionales indicaron que estudiarán sus restos para conocer mayor información sobre su especie y el por qué llegó hasta la costa rionegrina.

Maite Barrena, Estudiante avanzada de Biología Marina en la Escuela Superior de Ciencias Marinas (ESCIMAR) de la UNCo, relató en diálogo con radio Universidad Calf que rápidamente fueron advertidos y concurrieron al lugar donde se encontraron con un ejemplar marítimo de 2,10 metros de ancho, un poco más de 1 metro de largo y con un peso estimado en no menos de 200 kilos.

Te puede interesar...

"No es común que este tipo de especie esté en la costa. Son de habitad bien oceánicos, aguas bien abiertas, y si se acercan a la costa, a la orilla, tiene que ver con que están enfermos o están muriendo. No es frecuente verlos vivos y saludables en las costas. Pueden pesar hasta 2 mil kilos", relató Barrena.

Dijo que se realizó una disección in situ, es decir en el lugar, que es muy valioso porque de otra manera no se pueden obtener datos de estas especies. Se trata de determinar si es macho o hembra, si estaba saludable, o qué tipo de especie es ya que existen variables del pez luna.

"Este tipo de cosas nos permite sabes cómo se relacionan con otras especies, de qué se alimentan, si tienen marcas de algún depredador, etc. Hicimos muestras de músculos para hacer análisis, de ADN, y muestras de órganos para hacer análisis parasitológicos", explicó.

Pez luna

Dijo que pese a los estudios es muy difícil determinar cómo o por qué llegó hasta ese lugar.

"Se trataba de una hembra, y creemos que su llegada tiene que ver con que se enfermó o era vieja", indicó la estudiante de la UNCo.

Según puso saber LM Cipolletti, el pez entró por la bahía y quedó encerrado en un pozón que se forma cuando baja la marea frente al muelle de pescadores, pero que va perdiendo nivel de agua por el constante escurrimiento que continúa hasta la próxima pleamar. Era poco antes del mediodía. Una vecina que advirtió movimientos turbulentos en la superficie dio el primer alerta.

pez luna muerto.jpg

De inmediato se organizó un operativo, del que ahora se saben más detalles, para intentar salvar al animal. Estuvieron docentes de la Escuela de Ciencias Marinas, entre ellos Guillermo Svendsen, también investigador del CONICET; el jefe del equipo de Guardavidas municipal, Mauro Scalesa; integrantes del cuerpo de Guardas Ambientales y de Prefectura Naval.

Entre varios lograron desplazarlo unos 300 metros en dirección al acceso de la bahía, donde se forma un embalse que alcanza los dos metros de profundidad. Allí quedó custodiado para que no acercara la gente, que había mucha disfrutando en la playa el intenso calor, y no lo estresara aún más.

Cuando se produjo la siguiente pleamar, alrededor de las 20, el animal pudo nadar libremente. Salió en dirección al exterior de la bahía, pero a unos 11 kilómetros, donde se encuentra la fábrica de carbonato de sodio Alpat y marca la entrada al estuario, quedó finalmente varado.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario