El clima en Neuquén

icon
17° Temp
44% Hum
La Mañana Vendimia

La Vendimia 2020 será largamente recordada

En muchas regiones del país tuvieron que adelantar la vendimia debido a las altas temperaturas. La pandemia, otro factor más.

Por Joaquín Hidalgo - Especial

Con la pandemia del coronavirus cerrando puertas y países, cualquier cosa será recordada de este año. Pero para las bodegas, que están terminando de elaborar, esta vendimia tiene varios elementos para quedar largamente en la memoria. De la Patagonia hasta Salta este año es descripto por todos los enólogos como el más raro del que tengan memoria.

El enólogo Leonardo Puppato, de Familia Schroeder, ya tiene toda la uva propia en la bodega, cuando en otro año aún le quedarían dos o tres semanas. “Tuvimos que moler en una semana lo que hacemos en tres”, dice. La razón, es que este año fue adelantado en general desde San Juan hasta Neuquén.

Alejandro Vigil, enólogo jefe de Catena Zapata, lo explica en pocas palabras: “una año de mucho calor y seco, con poco agua, adelantó la vendimia de los tintos entre dos y tres semanas”. La suya es la opinión generalizada.

Con excepción de los Valles Calchaquíes. Para Rafael Domingo, enólogo de Domingo Hermanos, con base en Cafayate “el verano lluvioso y nublado hizo que los procesos se estiren un poco. Hoy (por el viernes 27) empezamos a moler los Cabernet”. Mientras que en los valles más altos, todo ha seguido su curso relativamente normal.

En escenario, aún no entra la Patagonia profunda. “Chubut viene bien, puede que cinco días adelantado, pero en forma”, reporta Juan Pablo Murgia, enólogo de Otronia.

A la par: Algunas uvas como el malbec y el cabernet llegaron al mismo tiempo.

Las razones del adelantamiento

A la falta de agua y las altas temperaturas, señaladas por Vigil, Martín Kaiser, agrónomo de Doña Paula, le pone algunas cifras: “registramos 55 días por arriba de los 32ºC en Luján de Cuyo, cuando lo normal es tener 30 o 31. Esto hizo que las uvas maduraran rápido en materia de azúcar”. ¿Pero qué pasa con el resto de las variables?

“Comenzamos a cosechar cuando el azúcar ya estaba en su punto, pero con miedo por los taninos, que podían estar verdes”, grafica el enólogo Pablo Richardi, director de Bodegas Flechas de Los Andes. “Hoy con los vinos terminando de descubar estamos seguros de que lo hicimos bien”, cierra. En la misma sintonía Santiago Mayorga, de Cadus Wines, razona: “las maceraciones bien manejadas, más cortas tal vez, nos permite extraer los taninos suaves”.

El truco de la vendimia 2020 parece estar en el punto de cosecha. “La ventana fue muy estrecha”, dice Phillipe Rollet director de enología de Bodega Caro, “Malbec y Cabernet llegaron juntos”. Pero la suya es la experiencia de todos.

Pablo Durigutti, enólogo de Durigutti Wines, con toda la uva dentro de la bodega para la fecha, destaca una curiosidad de este año en la que todos está de acuerdo: “lo sorprendente es la acidez de las tintas, como cosechamos temprano, la acidez natural es bien elevada”. Rollet grafica: “tenemos pH de 3,3 en Cabernet de Altamira; es soñado”.

Sebastián Zuccardi, con su visión de agrónomo, razona en la misma línea: “en años calientes la calidad del viñedo hace la diferencia. Si llega estresado a marzo, la uva estará sobre madura. Bien manejada, en cambio, ofrece todo”, sentencia.La relacion diplomatica entre Uruguay y Argentina continuó ayer tensándose a tal punto que llevera más fósforo el tajamada dialéctica comenzó cuda dialéctica comenzó cuando Mújica aseguró.

Lo más leído