La vida de las mujeres en la política neuquina

Una cumplió un rol central en la provincialización de 1957, otra fue convencional de la primera Constitución y tres protagonizaron una histórica elección a intendente. Hoy, con la ley de paridad de género mediante, ocupan la mitad de los cargos electivos y Ejecutivos. María Anderson, Josefina Goy, la "Vasquita" Arabarco, Luz Sapag y Ana Pechen, entre los nombres más importantes.

Por Francisco Carnese - carnesef@lmneuquen.com.ar

En 1955, una voz neuquina se alzó en el Congreso de la Nación para reclamar al presidente Juan Perón la provincialización de esta parte de la Patagonia, junto a la de otros representantes del interior de la Argentina.

Te puede interesar...

Aquel episodio derivó en una histórica sesión en junio de ese año donde, finalmente, se trató y luego se aprobó, a través de la sanción de la Ley 14.408, la constitución de Neuquén y la de otros distritos hasta entonces federales, como Formosa, Chubut, Santa Cruz y Río Negro, en provincias.

Esa voz era la de una mujer, en medio de un mundo de hombres. Se trataba de María Enriqueta Lucía Anderson, militante peronista que había sido electa diputada nacional un año antes, tras un contundente triunfo de su partido sobre la Unión Cívica Radical.

Fue la primera representante femenina que tuvo Neuquén en el Congreso y habría que esperar recién hasta 1993 para que esto se repitiese, con Norma Miralles de Romero, también perteneciente al PJ.

“Los hombres y mujeres que reclaman esta emancipación, que quieren ser responsables y que piden un lugar para contribuir con su esfuerzo y sacrificio a engrandecer el país merecen, por la magnitud de sus aspiraciones y por la excelsitud de sus intenciones, ser llamados artesanos de la civilidad y artífices de un destino superior”, indicó Anderson en aquel discurso del 9 de junio del 55, al exponer las razones por las cuales el Congreso debía aprobar la emancipación de las provincias.

Una semana después, el 16 de ese mismo mes, salvó su vida de milagro cuando en horas del mediodía los militares golpistas bombardearon la Plaza de Mayo para forzar el derrocamiento de Perón.

La legisladora neuquina se encontraba en inmediaciones de ese histórico paseo cuando comenzó el ataque y tuvo que refugiarse rápidamente en los barrios linderos al centro de la ciudad.

Anderson dejó su banca el 21 de septiembre, cuando finalmente Perón fue derrocado por la auto denominada Revolución Libertadora.

Untitled-1.jpg
María Anderson fue la primera legisladora nacional de Neuquén.

María Anderson fue la primera legisladora nacional de Neuquén.

La posta

El camino que inició la primera diputada de Neuquén en el Congreso fue continuado dos años después por la segunda mujer que tuvo la política neuquina y que participó como convencional en la elaboración de la constitución provincial: María Dolores Josefina Goy, perteneciente a la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), el partido que a nivel nacional respondía al entonces presidente Arturo Frondizi.

La primera reforma de la enmienda en 1994 ya mostraba tres representantes femeninas. Ellas fueron Edhit Galarza del Frente Grande, Luz Sapag del MPN y Ester Schiavoni del PJ. Y en 2005 se transformaron en diez: Encarnación Lozano, Silvia de Otaño, Brunilda Rebolledo, Carla Castiglioni y Verónica Novoa (todas del MPN); Susana Llambi, Liliana Ortíz y Beatriz Gentile (Frente Cívico de la Victoria), Verónica Gendelman (UNE-ARI) y Paula Sánchez (Patria Libre).

Pero volviendo los orígenes de la provincia, se dio un hecho de relevancia que también tuvo a las mujeres como protagonistas.

El 4 de junio de 1961, en Zapala, se fundó el Movimiento Popular Neuquino, surgido a partir de la proscripción del Justicialismo. El flamante partido provincial definió en ese entones a Elías Sapag como presidente y a Carlos Omar Sobisch como vice, uno en representación del interior y el otro de la capital. De ese hecho trascendental participaron Rosina Rodríguez y Nélida Del Pin, ambas de origen peronista. La primera después volvería a las filas del PJ pero la segunda se convertiría en ferviente militante del MPN, muy cercana a la familia Sapag.

Fundación-MPN.jpg
Rosina Rodríguez y Nélida Del Pin formaron parte de la fundación del MPN en Zapala, en 1961.

Rosina Rodríguez y Nélida Del Pin formaron parte de la fundación del MPN en Zapala, en 1961.

La “Vasquita”

Se llamaba Josefa Antonia Arabarco pero todos en Neuquén la conocían como “La Vasquita”, hija de Mauricio Arabarco y Juana Bustingorry, una pareja de vascos franceses que había llegado al Alto Valle a principios del siglo pasado.

Josefa nació el 13 de junio de 1926, realizó sus estudios primarios y secundarios en General Roca y luego siguió la carrera de magisterio en el instituto María Auxiliadora de Buenos Aires. Dio sus primeros pasos como maestra en la Escuela Primaria de Loncopué, luego en dos colegios de Neuquén capital y, finalmente, como directora en diferentes establecimientos educativos.

Pero sus objetivos estaban más allá de ejercer como docente y por eso emprendió varios proyectos que con el tiempo le darían un lugar destacado en la historia de la ciudad de Neuquén.

Según figura en un trabajo de la historiadora Elsa Becerra, la “Vasquita” propició la creación de bibliotecas populares en los distintos destinos en los que actuó como educadora y sobresalió como deportista en tenis y equitación, este último deporte en su tiempo vedado para las mujeres.

En 1952 obtuvo su acreditación como piloto civil, curso que realizó en el Aeroclub Neuquén, y se convirtió en la primera mujer neuquina en lograrlo. Pero después daría un paso más: incursionar en la política.

En 1958 se convirtió en la primera mujer concejal que tuvo la capital, luego de las elecciones constitucionales que se celebraron en febrero de 1958, representando a la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI) y acompañando a Aníbal García como el primer intendente constitucional que tuvo Neuquén y a Ángel Edelman, como el primer gobernador.

Inquieta y extrovertida, logró una gran popularidad en 1974 cuando participó en el programa de televisión Odol Pregunta, que conducía Cacho Fontana, contestando sobre la vida del Perito Moreno.

En cada audición de aquel famoso ciclo, miles de neuquinos quedaban pegados al frente del televisor para ver cómo esta representante de la provincia avanzaba en las difíciles etapas que tenía la competencia.

El día de la gran final no falló en ninguna de las respuestas y se ganó los cinco millones de pesos de la época que había en juego.

Josefa Antonia Arabarco, la “Vasquita” falleció en Bahía Blanca a los 68 años el 7 de octubre de 1994 pero, por su propio pedido en vida, sus restos descansan en el cementerio central de la ciudad de Neuquén.

Vasquita.jpg
Josefa Antonia Arabarco, la primera concejal de la ciudad de Neuquén

Josefa Antonia Arabarco, la primera concejal de la ciudad de Neuquén

Diputadas

En el ámbito de la Legislatura provincial la participación femenina en sus inicios se dio a cuenta gotas. Muchas cosas pasaron desde la conformación de aquella primera cámara en 1958, con sólo tres mujeres, que fueron Ida Cavilla, María Mac Keon y María Plantey, todas de la UCRI.

En 1962 llegó a asumir en solitario y por un corto período Dora Celia Sajus (MPN) y en el 63 otras tres: Mariana Creide y Aluminé Mejía del MPN, y Juana Nadur, de la UCRI, que ejercieron hasta el 66, al interrumpirse ese período constitucional con un nuevo golpe de Estado. Lo mismo sucedió en el 73-76 con Inés Andina, Mafalda Balboa y René Chavez (todas del PJ) y Mariana Creide (MPN).

En esos años de terror de la dictadura militar, que se prolongaría hasta 1983, aparecieron en escena otras mujeres, que no venían de la política y que buscaban a sus hijos desaparecidos. Ellas fueron Lolín Rigoni e Inés Ragni, fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, filial Neuquén y Alto Valle, a las que se sumaron otras madres y familiares en la búsqueda de la verdad y la justicia.

La vuelta de la democracia en el 83, que permitió que por primera vez en Neuquén se pudiese cumplir con el período completo de mandatos, la Cámara tuvo sólo dos diputadas. Ellas fueron Susana Vázquez (MPN) y Luisa Pérez (PJ), en el 87 una (Nilda Alambillaga, del MPN) y en el 91 cinco, con cuatro representantes del MPN y una del PJ. En el 95 la Legislatura ya tenía diez diputadas, en el 99 trece, en 2003 esa representación bajó otra vez a 10, en 2007 (ya en el edificio de la nueva Legislatura) hubo once, en 2011 doce, en 2015 once nuevamente, hasta llegar a la actualidad, donde, de 35 diputados de la Cámara, 17 son mujeres.

En esto tuvo un rol fundamental la ley provincial de paridad de género, la primera del país, sancionada en 2017.

Vieja-Legislatura.jpg
La participación de las mujeres en la vieja Legislatura fue mínima. Recién en el 95 comienzan a tener una mayor presencia.

La participación de las mujeres en la vieja Legislatura fue mínima. Recién en el 95 comienzan a tener una mayor presencia.

Elección histórica

En 1991 se dio un hecho inédito en la política de la provincia y de la capital en particular. Las elecciones a intendente las ganó el MPN, con Derlis Kloosterman, que se convirtió en la primera y única mujer en llegar a ese lugar pero que, además, compitió con otras dos mujeres entre las candidatas más importantes. El radicalismo por ese entonces tenía su peso propio y llevó a Marta Búffolo, mientras que el peronismo postuló a María Angélica Orbanich.

La de Kloosterman no fue una experiencia feliz, ya que recibió una denuncia por irregularidades en una obra vial (fue absuelta por esa causa) y debió renunciar un año antes de concluir su mandato, momento en que asumió Jorge Gorosito para terminar ese período de gobierno. Sin embargo, esos acontecimientos, desde el punto de vista de la participación de la mujer, quedarán en la historia. Hasta ese entonces sólo tres se habían consagrado jefas comunales en localidades más chicas. Una fue Marta Sarmiento en 1983 (Aluminé), la otra Teolinda Barrera en El Huecú y por dos períodos (83-87 y 87-91) y la tercera Margarita Munzshmal (Villa La Angostura).

Ese 1991 fue bisagra, dado que también compitió y se consagró intendenta de otra ciudad grande Luz Sapag, que gobernaría San Martín de los Andes por tres períodos: 91-95, 95-99 y 2007-2010. Luz, además de portar un apellido fuerte, fue de las mujeres del MPN y de la política neuquina en general con más proyección. De hecho, en el partido se logró, después de muchas discusiones, y con la venia del entonces gobernador Jorge Sapag, que Luz sería candidata por el oficialismo a la presidencia del MPN. Pero la tragedia no lo hizo posible, dado que después de una reunión en Neuquén capital donde se había definido su postulación, sufrió un brutal accidente en un choque frontal sobre la ruta 234, en la madrugada del 7 de julio de 2010, y perdió la vida.

En la actualidad, Plottier, Rincón de los Sauces, Senillosa, Las Lajas y Bajada del Agrio tienen intendentas, con mandato hasta el 2022.

Derlis-Kloosterman.jpg
Derlis Kloosterman fue la primera y única intendenta que tuvo la ciudad de Neuquén.

Derlis Kloosterman fue la primera y única intendenta que tuvo la ciudad de Neuquén.

Roles

“Siempre el MPN estuvo muy sostenido por las mujeres”, afirma hoy Ana Pechen, la única mujer vicegobernadora de la historia de Neuquén, que llegó a la política desde el mundo universitario. Lo hizo por dos períodos (2007-2011 y 2011-2015), acompañando en la fórmula a Jorge Sapag.

Sin embargo, Pechen asegura que si bien los cupos son importantes, “se necesita que las mujeres sean independientes, que se respete el pensamiento y eso está lejos de ser una realidad en todos los partidos, no basta con la paridad de género ni con ser solo mujer”.

La ex vicegobernadora cree que no hay voluntad para que haya un crecimiento de las mujeres en la política. “Lo que podría mejorar esto es la sororidad. En algunos casos, la debilidad de las mujeres parte de nosotras, porque a veces somos más críticas que los propios hombres”, apunta.

Pechen analiza la etapa que vivió de vicegobernadora como de “expansión”, que muchas mujeres se sintieron “identificadas” con ella pero que la cuestión no pasa sólo por los cargos.

Una mirada crítica que no quita, pese a todos los avances en cuanto a paridad de género, que alguna vez una mujer pueda conducir, en representación del partido que sea y desde la gobernación, los destinos de la provincia.

Ana-Pechen.jpg
Ana Pechen fue la primera y la única vicegobernadora que tuvo Neuquén en su historia.

Ana Pechen fue la primera y la única vicegobernadora que tuvo Neuquén en su historia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído