El clima en Neuquén

icon
18° Temp
24% Hum

Laboratorios voraces

Los remedios aumentaron el doble que la inflación en 2019 y diez puntos más e 2020. En 2021 los frenó Felletti.

Los laboratorios que fabrican los remedios que más consumen los argentinos no necesitaban de una pandemia para ganar más o menos. Los precios de los medicamentos casi nunca pierden con la inflación. El año pasado empataron gracias a una agónica intervención del secretario de Comercio Interior, Roberto Felletti, que congeló los precios en noviembre. Los remedios venían de aumentos exhorbitantes respecto al alza del IPC los dos años anteriores.

En 2020, mientras el mundo se transformaba con las consecuencias de la pandemia, los laboratorios le imprimían una suba a los precios de sus productos más requeridos por la población diez puntos más violenta que la inflación.

cats 1.jpg
Fuente: Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos.

Fuente: Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos.

En 2020, la inflación se desinfló hasta el 36 por ciento con la contracción de la economía provocada por las restricciones. A la vez, los precios de los medicamentos más vendidos por los laboratarios aumentaron sus precios en promedio 46,1 por ciento.

La misma comparación de aumentos de precios de los remedios populares con la inflación en 2019 es más demostrativa del avance de los intereses de los fabricantes sobre las necesidades de accesos de la población a los medicamentos. El último año antes de la pandemia, a la vez el último del gobierno de Mauricio Macri, la inflación fue del 54%, mientras el alza de precios promedio entre los remedios más consumidos llegó al 112 por ciento.

El sector de los medicamentos tiene en común con el de los alimentos una fuerte concentración de productores. En la Argentina, entre pocas empresas fijan los precios de los alimentos y los medicamentos para una demanda cautiva, que no tiene por dónde acceder a esos bienes por fuera de los oligopolios dominantes.

Lo más leído