El clima en Neuquén

icon
15° Temp
19% Hum
La Mañana ladrón

Ladrón "desprolijo" fue condenado por otros ocho robos

Relatos de testigos, sus propias huellas dactilares y registros fílmicos lo ubicaron en las escenas de robo, y constituyeron la prueba presentada en su contra para condenarlo.

Un ladrón reincidente fue condenado mediante un acuerdo de partes por nuevos hechos de robo, gracias al cúmulo de evidencia que la fiscalía pudo recabar para demostrar su autoría de los delitos. Hugo Andrés Fonseca pasará 2 años y dos meses tras las rejas, una vez firme la nueva sentencia en su contra.

Hugo Andrés Fonseca es el ladrón reincidente que esta semana, mediante un acuerdo de partes, fue condenado una vez más por reiterados robos y algunos intentos de robo, ocurridos entre mayo de 2020 y marzo de este año.

Te puede interesar...

De acuerdo a lo relatado por la fiscal de Robos y Hurtos, Soledad Rangone, el primero de los hechos que se le endilgaron fue el robo de una PlayStation y una garrafa a una vivienda de Avenida del Trabajador, la noche del 8 de mayo de 2020. Posteriormente, el dia 25, ingresó a la vivienda del padre de su primera víctima, a sólo metros de distancia, pero su robo se frustró con la llegada del propietario.

En ambos hechos, su accionar quedó registrado por cámaras de seguridad de las inmediaciones, que permitieron identificarlo con facilidad.

El día 23, dos días antes de ese robo, el hombre ingresó a un domicilio del barrio Cordón Colón, de donde robó guitarras y un amplificador, para regresar minutos más tarde a bordo de un taxi, aprovechando que la vivienda seguía deshabitada, para llevarse un televisor que luego entregaría a una pareja de cómplices que lo esperaba en la intersección de calles Novella y Racedo.

Luego, el 17 de agosto de ese mismo año, probó su suerte al ingresar a un taller mecánico de calle Avenida del Trabajador, de donde sustrajo un importante botín de herramientas, previo a retirarse en un taxi con los elementos.

La madrugada del 28 de diciembre, Fonseca ingresó a una vivienda de Luis Beltrán al 2000, de donde robó un televisor y fracasó al querer desprender un segundo de la pared.

La tarde del 16 de febrero de este año, fue descubierto in fraganti por vecinos cuando intentaba robar un televisor de un domicilio de calle Richieri al 900 y debió darse a la fuga antes de ser aprehendido.

Al mes siguiente, la mañana del 17 de marzo, el ladrón forzó su entrada a otra casa de calle Villaguay al 3000, de donde huyó a bordo de un taxi en poder de un televisor, una tablet y un ventilador de pie de los propietarios. El botín fue abandonado en un merendero, ya que pretendía venderlo a la encargada "por 10 mil pesos".

Finalmente, al día siguiente fue detenido al ser descubierto en pleno robo a otra vivienda de calle Belgrano al 2500, cuando las víctimas arribaron de improvisto y hallaron al delincuente en su dormitorio, revolviendo entre sus pertenencias.

Desde entonces, Fonseca permaneció detenido en prisión preventiva, dado su frondoso prontuario.

En cada hecho uno de los hechos, el ladrón actuó bajo la modalidad de escruche, irrumpiendo en domicilios cuyos propietarios estaban ausentes y siempre violentando puertas o ventanas para facilitar su ingreso. La evidencia más sólida que permitió condenarlo estuvo compuesta principalmente por registros fílmicos que dieron cuenta de su accionar; relatos de choferes de taxi -dada la reiterancia de su modus operandi- que lo trasladaron en algunos hechos y reconocieron al ladrón como el "Pichi" Fonseca; y hasta sus propias huellas digitales, que quedaron en distintos elementos de la escena del robo y señalaron "de forma categórica e indubitable que se trataba de los dígitos del señor Hugo Andrés Fonseca”, según detalló la fiscal del caso.

Por todos estos hechos, la acusadora junto al defensor Elio García, arribaron a un acuerdo de responsabilidad que le valió la condena a Fonseca por seis hechos de robo y dos robos en grado de tentativa, ya que su accionar se vio frustrado por la presencia de testigos.

La pena acordada fue de 2 años y dos meses de prisión efectiva, teniendo en cuenta que el delincuente tiene "gruesos antecedentes penales" (tres condenas previas por robos consumados y frustrados, y encubrimientos). Además, siendo que, extrañamente, nunca se le dictó su reincidencia, la fiscal Rangone solicitó que se dicte la primera de ellas. Estos factores, sumados a la reiterancia de hechos que se suman con esta condena, fueron considerados agravantes.

Dentro de los atenuantes, más allá del reconocimiento de los delitos, se consideró la modalidad de los robos, que nunca implicaron violencia hacia personas.

Luego de escuchar a las partes, el juez Mauricio Zabala se aseguró que Fonseca entendiera el acuerdo planteado y, considerando todos los extremos adecuados, hizo lugar al mismo. De esta manera, dictó la condena contra el ladrón por la calificación y pena discutidas.

El defensor Elio García aclaró que la defensa no renuncia a los plazos recursivos, por lo que, si así lo considera prudente, aún podría apelar al fallo.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
14.285714285714% Me gusta
9.5238095238095% Me da igual
14.285714285714% Me aburre
61.904761904762% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario