Las brasileñas que dieron el sí: "Nos amamos las tres"

Se casaron en Río, sentaron un precedente y quieren ser madres.

Río de Janeiro.- "Las tres nos amamos". Así de categóricas definen lo que une a cada una de las tres mujeres que recientemente se casaron en Río de Janeiro. El trío, ahora oficializado por la Justicia de Brasil, sembró una fuerte polémica, ya que se trata de una de las naciones con mayor cantidad de católicos del mundo.

En una entrevista que las tres mujeres concedieron a BBC Mundo, contaron detalles de la boda y cómo es su vida cotidiana. Sin embargo, se negaron a ser fotografiadas y a revelar sus identidades.

Según el portal británico en español, a primera vista parece un trío de buenas amigas, pero llevan una alianza en el dedo pulgar de su mano izquierda y planean tener un hijo.

Deseo: Para ser madres, recurrirán al método de inseminación artificial.

Cómo son

La mayor tiene 34 años, es gerente administrativa y muy delgada. Tiene una larga cabellera negra y es la única de las tres que luce las piernas descubiertas.

La más alta tiene 32 años y es dentista. También de pelo largo y oscuro, viste una blusa blanca y jeans.

La tercera, igualmente de 32, trabaja en su propia empresa de fotografía y video. Es más baja, lleva el cabello hasta los hombros y ropa oscura.

Aunque hace tres años y medio que viven y duermen juntas en un apartamento de Río de Janeiro, su relación está ahora en medio de una polémica, después de que registraran en octubre la primera unión estable de tres mujeres en Brasil. Y muy probablemente del continente.

Lo hicieron en una oficina pública notarial de Río, de acuerdo con un fallo del Supremo Tribunal Federal que en 2011 permitió a esas oficinas registrar uniones civiles de parejas homosexuales. La unión fue consumada por la notaria Fernanda de Freitas Leitão.

Brasil carece de una ley que habilite el matrimonio gay, como sí ocurre en Argentina o Uruguay, pero ese y otro fallo de la justicia en 2013 allanaron el camino para celebrar casamientos homosexuales a través de notarios públicos.

Sin embargo, las uniones poliamorosas están poniendo a prueba el alcance de esa apertura y retan la idea de familia tradicional en un país de fuerte tradición católica y con un número creciente de evangélicos.

Ahora, este trío de mujeres en Río causa sorpresa y un debate sobre el valor de su escritura: algunos sostienen que es nula, pero ellas y quienes las respaldan dicen que servirá para que les reconozcan derechos de cónyuges.

"Estamos haciendo algo histórico, sentando un precedente", afirma la mayor de las tres.

Evitan dar sus nombres o dejarse fotografiar el rostro, argumentando que trabajan directamente con clientes y "no siempre las personas están abiertas" a este tipo de relaciones.

De hecho, los familiares de la dentista y la gerente ignoran que viven en un trío amoroso; sólo saben que cada una tiene una relación homosexual estable con la empresaria.

Pero esta última cuenta que su madre sí se enteró y su respuesta fue un pedido: "Quiero un nieto".

Para la notaria, ya son una familia


"Ellas ya formaron una familia y quieren ser reconocidas", asegura Fernanda de Freitas Leitao, la notaria que registró la unión de las tres cariocas recientemente.
Agrega que el documento notarial encaja en los fundamentos de la Corte Suprema de Justicia para aceptar uniones de parejas homosexuales y permitirá el registro multiparental de un hijo del trío o establecer su régimen patrimonial. No obstante, admite que deberán pelear para que les reconozcan derechos relacionados al plan de salud.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído