Las cataratas, un mal común en los perros pero que tiene solución

Esta enfermedad podría desarrollarse en una edad temprana.

Con el paso de los años y la disminución de la visión, los perros suelen sufrir cataratas, una de las enfermedades más comunes. Tu mascota, de todas maneras, puede experimentar síntomas de esta patología en cualquier etapa de su vida debido a alguna enfermedad inflamatoria, lesión ocular o hasta diabetes canina. Por ello, ante la presencia de alguna afección, lo mejor es concurrir al veterinario lo más rápido posible.

Entre las causas de las cataratas caninas está la genética: aparecen por componentes hereditarios por lo que los antecedentes de tu mascota son muy importantes y lo primero que se debe descartar es que alguna ascendencia la haya padecido. La raza también influye ya que algunas especies de perros son más propensas a desarrollar esta enfermedad que otros. Los más comunes son los Poodle enanos, Yorkshire Terrier y Cocker Spaniel. Pero también hay que tomar en cuenta a los Caniche, Bichón Frise, Schnauzer, Husky Siberiano, Fox Terrier, Labrador, Golden Retriever, Pequinés, Bobtail, Shih Tzu y Lhasa Apso. En todos estos se recomienda realizar revisiones oculares con frecuencia.

Te puede interesar...

La torpeza al caminar es uno de los signos de que tu amigo animal ya padece las cataratas debido a que la luz no llega correctamente a la retina, provocando una pérdida de visión y la mascota no llega a diferenciar objetos. El cambio de tono en los ojos, que se vuelve opaco y blanquecino, demuestra que el can no recibe luz en sus ojos y especialmente en el cristalino del ojo, el cual se encarga de enviar y enfocar la luz a la retina para que la imagen sea nítida. Una vez que esta complicación se desarrolle, la masccota evitará por completo la luz.

Es importantísimo asistir al veterinario desde el inicio de los primeros síntomas para que determine qué medidas tomar. En consecuencia, los principales tratamientos son con medicamentos -aunque no suelen eliminar completamente la enfermedad- o a través de la operación quirúrjica.

Razas propensas: Los Poodle enanos, Yorkshire Terrier y Cocker Spaniel, los más comunes en padecerla.

Hay anteojos para perros.

Por Sergio Gómez (veterinario)

Ver a un animal utilizando anteojos puede resultar sumamente gracioso y si bien hay veces que se usan solamente por una cuestión estética y para darle “glamour”, la realidad es que en su mayoría tienen finalidades terapéuticas. Estos lentes sirven para proteger al animal de los rayos ultravioletas del sol y de la nieve, del polvo, de la arena y de otros elementos que pueden dañar la visión; también se utilizan para proteger el ojo luego de una cirugía ocular o incluso en los perros de trabajo. Es importante que sepas que si bien tienen correas para ajustarlos que pasan por detrás de las orejas, no todos los perros toleran los anteojos, por lo que es recomendable que lo acostumbres de cachorrito a usarlos. Obviamente, antes de ponerle esta herramienta a tu amigo canino tenés que acudir a tu veterinario de confianza, quien te va a guiar para el anteojo adecuado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído