Las chicas se sienten más empoderadas pero más cosificadas

El 75% de las adolescentes encuestadas dijeron que se sentían juzgadas como un objeto sexual desde pequeñas.

Crecer en una sociedad que dice a las chicas que pueden llegar a ser lo que ellas se propongan pero que a la vez las sexualiza desde muy pequeñas resulta muy contradictorio. El movimiento #WomenPower continúa las denuncias que empezaron, a nivel mundial, con el hashtag #MeToo. Y esto no es sólo cosa de adultos, sino que tiene su origen a una edad muy temprana. Un nuevo estudio realizado por PerryUndem, una empresa de investigación de datos que tomó una muestra de 1000 chicos y adolescentes de entre 10 y 19 años, extrajo de los resultados una conclusión muy significativa: las niñas se sienten más empoderadas pero más cosificadas que nunca.

Las últimas tendencias y los movimientos en pro de educar en el feminismo ya se están viendo traducidos en cambios en la conducta de los menores y hasta en la manera de relacionarse. El 75% de los encuestados de ambos sexos aseguraron que tener una carrera exitosa era muy importante para ellos, mientras que menos de un tercio consideraban casarse y tener hijos como objetivo vital. Incluso el tanto por ciento de niñas superaba al de los niños en considerar el llegar a ser líder como su gran aspiración.

Hasta acá parecen buenas noticias. Pero cuando las preguntas se desviaron a la percepción de sus propios cuerpos, las respuestas de las chicas cambiaban drásticamente. The New York Times informó que “aproximadamente un 75% de las adolescentes encuestadas, de entre 14-19 años, dijeron que se sentían juzgadas como un objeto sexual o inseguras desde bien pequeñas” y que “la sociedad consideraba que el atractivo físico era el rasgo femenino más importante”. Ellas, sin especificarlo, daban cuenta de una sensación de superficialidad ante la mirada del hombre. La cosificación en su punto exacto, más allá de las edades de las cosificadas y, sobre todo, de los cosificadores.

Alrededor de la mitad de ellas había escuchado a los niños hacer comentarios sexuales o bromas a diario al respecto y un tercio de ellas había escuchado esas mismas palabras expresadas por hombres de sus propias familias. Es decir, ven su propia inteligencia y fuerza como sus cualidades más importantes mientras que la sociedad le sigue dando más valor a sus cuerpos.

La edad que más lo siente: Las chicas de entre 14 y 19 años remarcaron sentirse como un objeto sexual.

Las respuestas de los niños también estaban ligadas a estereotipos de género. Un 75% de los encuestados aseguraron que sentían la presión de estar fuertes físicamente, ser atléticos y practicar mucho deporte. Cuando se les preguntó sobre qué espera la sociedad que hagan cuando se sientan tristes, la mayoría dijeron que se suponía que debían ocultar esos sentimientos y ser fuertes. En contraposición, las niñas aseguraron ser más capaces de expresarse llorando, gritando o hablando sobre sus sentimientos.

Una conclusión tajante: En EE.UU. se encuestó a 1000 chicos de entre 10 y 19 años.

Un día para reflexionar

El 23 de septiembre fue el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, día que se acuñó en la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladesh, en enero de 1999. Ese día simboliza la aprobación de la primera norma legal en el mundo contra la prostitución infantil.

Ejemplo de cosificación en Hollywood

Marcia Belsky, una estandapera estadounidense, recopiló posters de películas de Hollywood en los que aparecen mujeres sin cabeza. El proyecto busca llamar la atención sobre la práctica que deshumaniza la figura femenina en películas, series televisivas y anuncios publicitarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído