Las claves del sexo virtual para evitar las salidas en cuarentena

La especialista en sexualidad Daniela Reyes Alonso ofreció algunos consejos para mantener relaciones seguras en el mundo digital y así reducir el riesgo de contagios.

Una conferencia de prensa a nivel nacional puso el tema en agenda. En épocas de aislamiento, los médicos del Ministerio de Salud recomendaron practicar el sexo virtual para mantener vivos los vínculos sin incrementar el riesgo de contagios. Si bien el tema pareció nuevo para muchos, lo cierto es que estas prácticas se realizan desde hace tiempo y tienen grandes beneficios en las relaciones de pareja.

Daniela Reyes Alonso, educadora y especialista en sexualidad, explicó que tanto el sexo virtual como el sexting son prácticas que se vienen desarrollando desde hace años, y que crecieron al ritmo de los avances tecnológicos. Aclaró que es un error contraponer el sexo virtual con el real. “Ambos son reales, la diferencia es que uno es presencial y el otro no”, sostuvo.

Te puede interesar...

“No es para todos pero es una alternativa para tener un encuentro íntimo en este momento de aislamiento, en que no podemos abrazarnos o encontrarnos físicamente”, señaló. En ese sentido, recordó que se puede realizar tanto como un juego previo entre las personas que conviven como por aquellos que están distanciados. Se trata de una actividad habitual para las parejas que por motivos laborales pasan muchos días separados, pero cobra mayor relevancia en este contexto, en el que muchas parejas deben afrontar un largo período de aislamiento en casas separadas.

Reyes Alonso diferenció el sexo virtual del sexting. Mientras que el primer término se refiere a un encuentro íntimo a través de dispositivos virtuales, el sexting hace alusión al intercambio de mensajes eróticos, que puede incluir también fotos y videos y que constituye un juego previo al encuentro presencial. “La idea es mantener el vínculo con un relato erótico, mantener la fantasía latente”, dijo y aclaró: “Lo que el otro haga con esos mensajes o videos, si tiene o no una práctica masturbatoria, es algo independiente”.

EL SEXO VIRTUAL SE INCREMENTA AL RITMO DE LOS AVANCES DE LA TECNOLOGÍA.

La especialista aclaró que el sexting o sexo virtual es fundamental para aquellas personas que son sexualmente muy activas y que no pueden pasar 30 días sin contacto físico. Por eso, pueden apelar a los juegos del lenguaje o las miradas por videollamada para tener vínculos con connotaciones eróticas.

Sin embargo, aconsejó practicar este contacto sólo con personas conocidas y con las que se tenga mucha confianza. Según detalló, es importante compartir contenido sólo con aquellos en los que se confía que no se van a viralizar las imágenes o textos íntimos. A su vez, aconsejó compartir fotografías fragmentadas que muestren sólo partes del cuerpo pero que no incluyan el rostro ni algún tatuaje o signo particular que pueda evidenciar la identidad de la persona.

Por otro lado, Reyes aconsejó utilizar aplicaciones de mensajería más seguras como Telegram, o incluso abrir una cuenta de email específica para este tipo de intercambios. “Tiene que ser una casilla especial a donde no llegue información bancaria o de otra índole”, sostuvo.

sexting.PNG

Si bien el sexo virtual es tan real como las relaciones sexuales tradicionales, la especialista aclaró que no todos logran generar el mismo nivel de intensidad a través de un dispositivo electrónico. “El sexo físico tiene que ver con lo sensorial, con el uso de los cinco sentidos que se da en el encuentro de los cuerpos”, dijo y agregó: “Llegar al mismo nivel de intensidad dependerá de cada persona y de su conexión con sus fantasías”.

“Sexualidad empieza en el cerebro y después se traslada a lo corporal”, explicó Reyes Alonso y agregó: “Lo que nos excita empieza por lo que nos permitimos o nos bloqueamos”. Por eso, aclaró que esta práctica puede resultar muy estimulante para algunas personas o percibirse por otras como una experiencia más, sin mayor relevancia.

La especialista también aportó consejos para aquellos que practican el sexting o sexo virtual con mucha frecuencia y necesiten innovar. Para ellos, recomendó generar nuevos relatos, con nuevas palabras o juegos del lenguaje que puedan ser provocadores. “Un juego que se hace es que uno propone tres palabras, que incluyan al menos un verbo, y el otro tiene que crear un relato con esos términos”, explicó.

Según aconsejó, es necesario reforzar estas prácticas para evitar salidas del hogar que puedan incrementar el riesgo de contagios. Por eso, también aconsejó también insistir con los hábitos de higiene cuando se producen encuentros entre las personas que conviven en una casa.

LEÉ MÁS

Recomiendan sexo virtual para reducir el riesgo de contagios

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído