Las dos muertes de Marcelo Diez

La de Marcelo Diez fue una causa emblemática y compleja que dividió por años a la sociedad neuquina.

Hace cinco años, un cuadro de neumonía provocaba la muerte de Marcelo Diez después de permanecer dos décadas en estado vegetativo como consecuencia de los gravísimos golpes que sufrió al chocar su moto contra un camión en la Ruta 22 el 23 de octubre de 1994. La muerte, ocurrida el 7 de julio de 2015 en una clínica donde se encontraba internado, se produjo cinco horas después que la Corte Suprema de Justicia fallara a favor del pedido que desde 2009 hacían sus dos hermanas de que se le aplicara la denominada “muerte digna”.

La de Marcelo Diez fue una causa emblemática y compleja que dividió a la sociedad neuquina, desde el mismo momento en que las hermanas (sus padres ya habían muerto) del hombre que estuvo en estado vegetativo irreversible por más de veinte años pidieran la suspensión y el retiro de todas las medidas de soporte vital que lo mantenían con vida en forma artificial.

Te puede interesar...

“Si a mí me pasa algo, me dejás morir”, le pidió Marcelo a una de ellas mucho tiempo antes de que una infección hospitalaria arrasara con su cerebro y la persona que había sido. Tras intentar durante más de una década todas las posibilidades de rehabilitación, incluso la chacra de sus padres se transformó en una clínica, se emprendió una lucha para quitarle la alimentación y la hidratación asistida. El cuerpo de Marcelo fue motivo de una batalla entre quienes veían “un cuerpo vacío” y los defensores de la vida. El 7 de julio de 2015, Marcelo murió por segunda vez. Ayer, su hermana Andrea recordó ese día cuando tocó la tierra, miró el cielo azul y se vio “corriendo del escondite a los tres, con el sol en la cara, riendo del susto que habíamos pasado”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

41.304347826087% Me interesa
13.04347826087% Me gusta
6.5217391304348% Me da igual
8.695652173913% Me aburre
30.434782608696% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario