Las imágenes que celebran la lucha por la igualdad

El matrimonio igualitario cumplió seis años. Inauguraron una muestra de fotos.

Sofía Sandoval

ssandoval@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La sala Alicia Fernández Rego se vistió con banderas multicolores para celebrar los seis años de la sanción de la Ley 26.218, conocida como Matrimonio Igualitario, que amplió la institución matrimonial a las parejas del mismo sexo. Desde la nueva oficina de Diversidad de la Provincia destacaron los avances legales para la comunidad de lesbianas, gays y transexuales y aclararon que aún queda mucho por hacer para lograr el reconocimiento pleno.

Adrián Urrutia, director de Diversidad, señaló la importancia de la ley que, más que crear derechos, amplió a un sector minoritario de la sociedad aquellos beneficios que los heterosexuales tenían naturalizados. “La ley es mucho más que un anillo y una libreta, es permitirles a nuestros hijos que tengan los mismos derechos”, explicó.

Compartir una obra social, recibir una pensión, una herencia o tomar una licencia para cuidar a un cónyuge son actividades normales para las parejas de sexo distinto, pero para los homosexuales son verdaderas conquistas logradas a través de la militancia. “Es una ley que no salió de un sector, sino una construcción de una sociedad madura que priorizó la igualdad sobre lo religioso”, dijo Urrutia.

40 matrimonios igualitarios se celebraron en la provincia hasta el momento.

La actividad contó con una muestra fotográfica con 40 instantáneas que reflejaban la lucha de los activistas y la posterior aprobación en el Congreso de la ley. Entre las autoridades presentes se contó al ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz, y a la subsecretaria de Derechos Humanos, Alicia Comelli, que era diputada hace seis años y votó a favor de la norma.

“En el Senado se aprobó por 33 votos contra 27 y escuchamos argumentaciones no sólo arcaicas sino de discriminación y desconocimiento del respeto a los derechos humanos”, aclaró la funcionaria e insistió en la necesidad de contar con la ley antidiscriminación para dotar de herramientas jurídicas a las víctimas de la discriminación por su orientación sexual.

El acto cerró con las palabras de Alcaraz, quien explicó la importancia de que este tipo de leyes se irradie en las decisiones políticas y las estructuras. Para mostrar el lado más humano de la ley, llamó a una niña adoptada por un matrimonio de dos varones para que pudiera explicar de qué se trata este tipo de uniones.

“Yo vengo de una situación complicada y los encontré a ellos, que son los mejores papás del mundo y los amo mucho; tienen que tener los mismos derechos porque es el mismo amor”, señaló la niña. El público celebró con aplausos y algunas lágrimas, que dieron por concluido el acto.

El caso de Héctor y Julio, que adoptaron

Héctor y Julio se conocieron hace 16 años en la facultad y, aunque sus familiares aceptaron su orientación sexual sin problemas, tuvieron que esperar más de 10 años para contar con el reconocimiento legal a su amor y gozar de beneficios que son hechos cotidianos para las parejas de distinto sexo. Hace dos años, Julio volcó con su auto y pasó varios meses en coma. Al estar casados, Héctor se tomó licencia en el hospital donde trabaja para darle los cuidados necesarios, algo que antes no hubieran podido hacer. Los dos llevaban diez años anotados como adoptantes cuando, hace seis, Julio recibió a Paloma, una beba de dos días de vida. “Ella sabe que tiene dos papás y una mamá biológica que la tuvo; no queremos ocultarle su identidad ni su historia”, dijo Héctor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído