Las intoxicaciones con monóxido por ahora dan respiro

En la guardia del hospital Heller cayó la atención de pacientes por esta causa.

Los inviernos menos crudos y la proliferación de los equipos eléctricos de frío y calor redujeron en gran medida la cantidad de pacientes que acuden a las guardias del hospital Heller por intoxicación de monóxido de carbono. Sin embargo, desde el centro de salud insisten en la importancia de ventilar el hogar y revisar los calefactores para evitar que la falta de oxígeno genere problemas cardíacos o en el sistema nervioso.

Miguel Ritacca, médico generalista del Heller y experimentado en la atención de casos de guardia, explicó que la cantidad de pacientes que se atienden de urgencia en ese hospital tras inhalar monóxido de carbono se reduce cada año a la mitad. En 2016 se atendieron 228 casos con estos síntomas, la cifra pasó a 116 en 2017 y el año pasado fueron apenas 54 los pacientes atendidos.

Te puede interesar...

“Yo lo atribuyo a dos factores; en primer lugar, los inviernos no fueron tan fríos como en años anteriores y, por el otro lado, han proliferado los equipos eléctricos y la gente ya no recurre tanto al calefactor”, señaló el médico, quien aclaró que no hay inconvenientes con usar equipos de calefacción a gas siempre que se haga el mantenimiento necesario.

“Hacemos muchas tareas de prevención y le recomendamos a la gente que ventile y llame a gasistas matriculados para mantener los calefactores en condiciones”, señaló Ritacca, que también recomendó visitar la guardia en caso de que se noten algunos síntomas que indiquen una posible intoxicación.

El profesional detalló que la hemoglobina, que transporta oxígeno, tiene alta afinidad con el monóxido de carbono.

“Cuando encontrás un ambiente con poco oxígeno, la hemoglobina transporta monóxido a las células y tejidos y se presenta un caso de hipoxemia o falta de oxígeno”, sostuvo, y aclaró que los principales síntomas son náuseas, mareos, vómitos y dolor de cabeza.

Buena ventilación todo el invierno

Los profesionales médicos del hospital Horacio Heller recomiendan no mantener los ambientes completamente cerrados durante la temporada de invierno.

El objetivo es permitir la ventilación del monóxido en caso de los calefactores no funcionen correctamente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído