Las mellis viajeras y sus papás están de visita en Neuquén

Anduvieron por Sudamérica. El terremoto de Ecuador los obligó a hacer una pausa.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén
Los papás son Jeremías Mora y Andrea Cazaux, dos jóvenes de Neuquén que partieron en un Renault 12 en julio de 2014 a recorrer el continente, con una casita a cuestas que ellos mismos construyeron. A los pocos meses nacieron las mellis, Lorien y Osiris, y se convirtieron en una familia viajera. La meta es Alaska, aunque lo que importa es el camino. Un terremoto en Ecuador los obligó a hacer una pausa, una escapada de pocas semanas a Neuquén, y en julio vuelven a las rutas, a seguir sin prisa rumbo al norte.

Para los abuelos, tíos y primos de las mellis viajeras, la visita les permitió abrazarlas tras más de un año de distancia. Las pequeñas tienen 18 meses y ya recorrieron unos 10 mil kilómetros, del campo a la Puna y de allí a las playas tropicales. Para ellas, el frío neuquino es una novedad, muy distinto del intenso sol ecuatoriano bajo el que jugaban hasta hace unos días.

Con las bebés en la panza, Jeremías y Andrea recorrieron todo Uruguay y parte de Argentina. Luego adaptaron la rutina de viaje para incorporar el cambio de pañales y las necesidades de las bebas. Lentamente, conocieron las provincias norteñas, Bolivia y Perú. Las mellis celebraron su primer cumpleaños haciendo cumbre en Machu Picchu, en brazos de sus papás.

El 16 de abril estaban en Portoviejo, Ecuador. A las 19, la casilla se sacudió con fuerza por el terremoto que destruyó buena parte del país. "Estaba todo en ruinas, era terrible, nuestros amigos perdieron a mucha gente y no teníamos luz, ni internet ni crédito para llamar por celular", contó Jeremías.

Andrea quedó shockeada. "Me asusté muchísimo, los lugares por donde habíamos pasado horas antes no se reconocían porque no habían quedado edificios en pie; ese suceso me hizo pensar que te puede pasar cualquier cosa y que tenía ganas de ver a la familia antes de seguir", explicó.

Por esos días, se casaba el abuelo de las mellis y les había ofrecido ayuda para venir en avión a la ceremonia. Tras tres días incomunicados y sin posibilidad de seguir trabajando, Jeremías lo llamó y aceptó la oferta.

Ahora están contentos de estar en Neuquén, pero ya tienen preparada la vuelta. "Pamperito", el Renault 12, quedó junto con la casilla en Portoviejo, a cuidado de un amigo. El 7 de julio, tienen pasaje de vuelta para subirse de nuevo a las rutas. Mientras, juntan dinero para pagar las deudas por el viaje aéreo de último momento.

Jeremías es fotógrafo desde que tiene memoria, siguiendo los pasos del papá. También diseña folletos y afiches. Andrea lo acompaña como decoradora de fiestas y ambientes. También quieren exponer y vender las postales del viaje.

Les quedan por delante varios años más de travesía. Ya no podrán ir por la costa ecuatoriana y harán un giro hacia Colombia. "Nos duele irnos de ahí, pero necesitamos trabajar para vivir", aclaró Andrea.

Indicó que el terremoto fue lo más difícil que les tocó pasar y no saben qué más les depara el destino, pero están más seguros que nunca de que quieren vivir sobre ruedas. Como ella misma remarca, "nuestro sueño es viajar, sin tiempo y sin apuro". Las mellis la escuchan y sonríen. Entienden que todavía queda mucho por recorrer.


AVENTURA
Alaska, destino de argentinos

En lo que llevan de viaje, Andrea y Jeremías descubrieron que el sueño de ir por tierra a Alaska tiene muchos adeptos. Conocieron a decenas de familias viajeras con el mismo destino, algunas que iban y otras que volvían, y la mayoría eran argentinos.

"No me alcanzan los dedos de las manos y los pies para contar las familias que nos cruzamos viajando, algunos con muchos hijos y en moto, colectivo, auto, lo que sea", comentó Andrea.

En Ecuador fue en donde más viajeros encontraron. "Sabíamos que el país es un punto de encuentro porque está en el medio y todos deciden quedarse más tiempo ahí por ser tan lindo, todos pasan por esas playas, pero un días éramos 20 familias juntas en el mismo lugar", explicó.


Caro. Una de las cosas que más los impactó en su regreso fueron los altos precios y la inflación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído