Las mujeres rechazan a los hombres que escriben mal

Según varios estudios, la falta de ortografía actuaría como un repelente.

Una falta de ortografía puede arruinarte una cita. En especial si eres hombre y buscas pareja femenina. La irrupción de las redes sociales y de los servicios digitales de búsqueda de pareja ha creado nuevos filtros a la hora de contactarse. Y uno de ellos es la manera de expresarse en los mensajes, sobre todo en lo que respecta a la ortografía. Así lo constatan estudios realizados por diversos portales de citas online. Según una encuesta del portal Zoosk, dos de cada tres mujeres no tendría relaciones con una persona que comete faltas de ortografía. En el caso de los hombres, el porcentaje es ligeramente inferior, pero seis de cada diez asegura que también anularía una cita por este motivo. Y el portal español AdoptaUnTio analizó el año pasado cien perfiles de clientes con faltas de ortografía y otros cien que no tenían y encontró que el 59% de los que no cometen faltas tienen más posibilidades de conseguir pareja, frente al 31% entre los que cometen algún tipo de falta.

Y no es cosa sólo de los que hablan en castellano. Un estudio del portal Match en 2016 sobre 5500 estadounidenses ponía de relieve que un 88% de las mujeres y un 75% de los hombres consideraba que hacer un buen uso de la gramática era una cualidad importante a tener en cuenta a la hora de citarse con alguien. ¿Qué lleva a alguien a rechazar una relación por un mal uso del lenguaje? “Una falta de ortografía es un estímulo que demuestra cosas”, y muchas personas hacen la correlación de que “cuantas más faltas de ortografía comete alguien, más inculta es esa persona”, dice Mireia Cabero, psicóloga y profesora de Psicología y Ciencias de la Educación. Y subraya que ello tiene que ver con que persisten “muchos prejuicios”.

Una suerte de estudio de mercado: esta particular teoría está respaldada por diversas encuestas.

Cabero recuerda que la inteligencia de una persona no puede explicarse solo por tener una ortografía impoluta, porque contamos con inteligencias múltiples. Y apunta que, más allá de la inteligencia lingüística -que estaría ligada a una buena expresión verbal y a una buena ortografía- existen otras, como la lógico-espacial, la emocional, la naturalista o la artística, en las que el punto fuerte probablemente no será la expresión escrita o verbal.

Cabero explica que cuando se trata de buscar a la pareja ideal en un hombre, muchas mujeres buscan perfiles de varones que les aporten seguridad, y ello es fruto de tradición y la presión histórica. “Históricamente, la mujer tiene el peso de haber sido aquella parte de la familia con menos posibilidades económicas, y nos hemos creído que necesitamos tener a nuestro lado a hombres que aporten seguridad en todos los ámbitos”, y muchas mujeres ven la cultura como uno de esos valores que aportan seguridad, argumenta la profesora.

La influencia de las redes sociales

Hay faltas de ortografía que se cometen intencionadamente. La directora del programa de Lengua y Literatura Catalanas Ona Domenech dice que las nuevas tecnologías han creado un nuevo registro de lenguaje en el que predomina la informalidad y la coloquialidad. En las redes sociales es habitual escribir rápido, ahorrar letras. Los lingüistas lo llaman texting . No hay correlación directa entre uso de redes sociales y peor ortografía, según diferentes investigaciones con niños y adolescentes. En los jóvenes predominan las abreviaturas, los acrónimos, los emoticonos, los errores tipográficos y las faltas de ortografía acostumbran a ser fonéticas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído