Las principales causas de muerte en todo el mundo

Un nuevo mapa señala a las enfermedades no transmisibles.

Inglaterra. En los últimos cien años, las causas de muerte han cambiado debido a una variedad de factores globales, incluyendo el aumento de la esperanza de la vida, el crecimiento de la población y la mejora de los niveles de la vida. A comienzos del siglo XX, la mayor parte de las defunciones eran por enfermedades infecciosas como neumonía, tuberculosis o infecciones gastrointestinales. Hoy el panorama es muy distinto: son los problemas cardiovasculares y el cáncer los responsables de casi el 50% de las muertes que se producen en el mundo.

Una nuevo mapa muestra las causas de muertes más comunes en todos los países del mundo. Our World in Data es un proyecto de Max Roser, reconocido economista con la Universidad de Oxford. Usa datos del Institute of Health Metrics and Evaluation, la Organización Mundial de la Salud, la Global Terrorism Database, y Amnistía Internacional.

“Las tasas de mortalidad relacionadas con enfermedades y otros factores de salud cambian relativamente despacio en el tiempo”, señalan los autores del informe. “Si bien las tasas de mortalidad pueden aumentar o disminuir de un año a otro como parte de una tendencia general, los cambios drásticos en tales muertes son generalmente raros. Los desastres naturales y las muertes relacionadas con el terrorismo son una excepción importante a esta regla: la mortalidad por desastres o los eventos de terrorismo/conflicto pueden ser volátiles”, agrega.

En 2016, la mayor parte de las muertes mundiales fueron por enfermedades no transmisibles, que son crónicas y duraderas. Estas enfermedades representan más del 70% de las muertes globales y son las causas primarias de muerte en la mayoría de los países. En muchos lugares, las razones principales de defunción en 2016 fueron las enfermedades cardiovasculares -incluso hipertensión arterial, infartos y accidentes cerebrovasculares- y el cáncer.

Pero hay una diferencia entre las causas de muerte en países ricos y naciones de ingresos bajos o medios. Los países africanos tienen la variedad más grande de causas de muerte. En Sierra Leona, Burkina Faso, Nigeria, Níger y Mali, la causa primaria fue malaria. En Kenia, Chad y Burundi, fueron enfermedades diarreicas. En la República Centroafricana fue la tuberculosis y en Sudán del Sur, las infecciones respiratorias inferiores. En el África subsahariano, la causa primaria fue sida. Las muertes relacionadas a los conflictos son pocos frecuentes en la mayoría de los países, con las excepciones de Siria, donde en 2016 supusieron un 44% de los fallecimientos, y Yemen, con 13%.

Según asegura Our World in Data, el riesgo de una enfermedad y la condición de la salud están ligados en cuatro categorías: conductual, ambiental, laboral y metabólico.

A comienzos del siglo XX la mayor parte de las defunciones eran por enfermedades infecciosas.

Cuando el final no es por enfermedades

Aunque las enfermedades no transmisibles son la forma de la muerte más común en el mundo, las otras razones no son menos urgentes. Los datos muestran que más de mil decesos fueron por ejecuciones, la gran mayoría en China. Más de 800.000 personas murieron por suicidio. El número de muertes por terrorismo ha crecido enormemente en los años pasados: en 2016, 34.676 personas murieron por actos terroristas. Y las personas ahogadas, 302.932 en 2016, fueron marcadas por la Organización Mundial de la Salud como un problema ignorado y muy evitable.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído