El clima en Neuquén

icon
26° Temp
42% Hum
La Mañana ruso

Las últimas horas del ruso en Fernández Oro: miedo, usurpación y botellas con sangre

El ruso, que es intensamente buscado por la Policía por haberse llevado a su hijo, pasó el fin de semana en una chacra que ocupó. Los vecinos temen que vuelva.

Un galpón de chapa fue el lugar en donde el ruso durmió este último fin de semana. Había tirado un colchón en un viejo taller, dentro de una chacra que usurpó en Fernández Oro. Cuando el domingo lo fueron a desalojar, ya había desaparecido, pero encontraron “cosas muy raras”. “Había botellas con sangre adentro, una batería de auto y papeles de vehículos que serían robados”, aseguró a LM Neuquén uno de los propietarios.

Días antes de que desapareciera con su hijo de ocho años, Adrían Zaitsev volvió a la zona de chacras. Fue el 25 de diciembre el día en que se lo vio por primera vez. Deambuló toda la noche entre los caminos rurales de Fernández Oro. Según cuentan los vecinos, hace diez años vivió junto con su familia y eran productores, por lo que “ya conocía” esas calles.

Te puede interesar...

Entre las vueltas que dio, se lo observó cerca de la chacra ubicada a metros de la esquina entre las calles entre La Criollita y Sagredo, que terminó usurpando. Dos días después volvió a desaparecer y ningún vecino lo vio hasta el 2 de enero. “Vivía caminando, a su ritmo y paso. Pero lo más extraño es que lo hacía de noche. Imaginate el miedo que nos daba”, aseguró.

ON - Ruso chacra tomada 1 (2).jpg
Los vecinos temen que el ruso aparezca de nuevo.

Los vecinos temen que el ruso aparezca de nuevo.

Se lo vio con dos vestimentas. La primera, un traje militar con botas negras, que “intimidaba a su paso”. La segunda, con un sombrero, una cruz colgada, grande y una especie de pollera. “Cuando te lo cruzabas en la calle, te miraba y te decía que era médico que él te iba a ayudar, que te iba a dar sandías y frutas, y que te iba a salvar. Y ahí te dabas vuelta y desaparecía en el acto”, relató.

El 2 de enero tocó la puerta de los vecinos y pedía comida. “Ahí estaba vestido de militar y obviamente te da miedo. Cuando tocó mi puerta lo eché, estaba con mi familia y la verdad que era un tipo raro”, dijo.

El 3 y 4 de enero, varios vecinos advirtieron que este ruso estaba arriba de los postes de luz, dentro de la chacra. “Ahí nos avisan que estaban dentro de nuestra chacra y fuimos a sacarlo nosotros”, dijo uno de los propietarios.

Abrieron el portón, transitaron los 200 metros que hay desde la calle hasta la puerta del taller y el ruso ya había desaparecido. “Ahí encontramos una mujer, que obviamente le pedimos amablemente que se vaya y lo hizo”, agregó.

ON - Ruso chacra tomada 1 (5).jpg

Pero, el ruso volvió. Se lo observó de nuevo entre el 5 y 6 de enero caminando por los campos e hicieron la denuncia para poder hacer el desalojo. El 9 fue el día en que fueron a sacarlo, pero Adrián Zaitsev ya había desaparecido. Se cree que se habría dirigido a Añelo, ya que el sábado 8 lo habían visto deambular por la casa donde vivía su hijo que hoy está desaparecido.

ON - Ruso chacra tomada 1 (4).jpg

La chacra que usurpó estaba alquilada a un mecánico que falleció por COVID-19 y hace meses está deshabitada. En el ingreso, un camino de manzanos acompañan hasta el casco de la estancia que tiene un galpón taller, una casa, una parrilla y una estructura de adobe que fue la casa antigua de la familia.

“No rompió nada más. Solo faltan los cables de la luz, que los habrá fundido para poder vender y nada más. No ingresó a la casa a dormir, sino que tiró un colchón en el taller y no generó demasiados problemas”, expuso, al dejar en claro que el “medio de ahora es que vuelve a aparecer”.

Durante las últimas noches, un patrullero se presentó en este domicilio por si aparecía, pero no fue así. “Tanto mi familia como los vecinos de acá, tenemos temor a que aparezca porque no somos capaces de lo que puede hacer. Es que parece un monstruo”, describió.

Chacra Ruso.mp4

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario